Satisfacción de mujeres policías que salvaron la vida a conductor

0
842

Las dos jóvenes policías que en la noche del martes auxiliaron a Luis Simón Bartolomé Garello (69), quien se descompensó mientras conducía su camioneta Fiat Fiorino y a raíz de este problema de salud colisionó con su vehículo contra el lateral derecho de un Peugeot 206 y ya, sin control, terminó sobre la vereda embistiendo el ingreso al Edificio Santa María de Pasaje Champagnat 23, accedieron a dialogar ayer y contaron las tareas de reanimación que debieron realizarle al automovilista.

Una de ellas, la cabo 1º María Victoria Nadalín (31), presta servicio en el destacamento de la Estación Terminal de Ómnibus, en tanto la agente Rocío Analuz Brito (24), pertenece a la promoción 2017 del Centro de Formación Profesional que funciona en el ámbito de la Departamental San Justo, egresó con el mejor promedio y desde su egreso se desempeña en la Policía Barrial. Las dos jóvenes policías son mamá: en el caso de Nadalín de una beba de 22 meses de vida y Brito de un varón de 3.

Ambas fueron las encargadas de brindar los primeros auxilios a este sexagenario, ayuda que le permitió salvar su vida mientras se esperaba el arribo de una ambulancia de emergencias médicas.

Nadalín se encontraba realizando labores de prevención en la zona aledaña al Superdomo, en tanto que la agente Brito se encontraba franco de servicio y retornaba a su hogar luego de haber realizado un servicio adicional. 

Las tareas de reanimación que le efectuaron al conductor herido permitió que los médicos que lo asistieron posteriormente lograran trasladarlo con vida a la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Iturraspe, en donde según pudimos conocer al cierre de nuestra edición, aún se encuentra internado en estado delicado.

El hombre, al momento de ocurrir el percance iba en compañía de su esposa, Olga Bonino, quien sufrió un estado de shock al ver lo sucedido a su esposo.

La cabo 1º María Victoria Nadalín dijo sobre lo ocurrido: «Sentí una gran satisfacción al haber podido ayudar a esta persona, el señor estaba muy complicado, se encontraba inconsciente sobre el asiento del conductor , gracias a la agente Brito y un transeúnte logramos descenderlo de la camioneta, allí la agente comenzó con las labores de reanimación porque este señor no tenía pulso, mientras yo me encargaba de dirigir el tráfico y activar el servicio de emergencias al lugar, el cual llegó rápidamente y trasladó a este hombre al Hospital Iturraspe».

El médico que intervino en la emergencia, Aníbal Pizarro, ponderó la actuación de ambas jóvenes policías ya que gracias a la maniobra de RCP practicada por la agente Brito esta persona logró superar el momento, ya que al momento de desvanecerse se había quedado sin pulso.

La agente Brito contó que ese camino lo realiza siempre rumbo a su hogar. «Siempre hago el mismo recorrido para ir a mi casa, nunca me ocurrió nada similar, cuando doblé en la esquina y vi la camioneta en el lugar, atiné a frenar, me saqué el casco y me dispuse a colaborar con mi compañera que estaba sola en el lugar». «Cuando paré la moto escuché a una persona de civil que me decía del hombre arriba de la camioneta, lo primero fue ayudar y cuando vi como estaba me dispuse a colaborar».

Finalmente la agente Brito agregó «cuando llegue a mi casa me di cuenta que todo pasa en un segundo y que me sentía muy satisfecha por lo que había podido hacer» a su turno la cabo 1º Nadalín, en sintonía con las declaraciones de su compañera, señaló: «Yo también, después que pasó todo caí en lo que había sucedido y por eso destaco la educación y los cursos constantes que estamos recibiendo a diario para mejorar día a día nuestra labor».

Comentários no Facebook