Interesante capacitación para acompañar a padres y madres adolescentes

0
590

La Fundación Nicolás Losano mantiene abierta hasta el 30 de septiembre la convocatoria para profesionales que quieran ser parte del programa de becas de capacitación que impulsa desde hace diez años. Estas becas están orientadas a proyectos que contemplen una etapa de capacitación del profesional, y otra posterior donde ese aprendizaje tenga un impacto concreto en la comunidad.

Uno de los proyectos que se adjudicó la beca en 2015 fue presentado por la Fundación Infantia, para desarrollar una instancia de capacitación sobre el acompañamiento a la maternidad y paternidad en la adolescencia en Casa Lunas, Montevideo, Uruguay. Se trata de un Centro especializado en la atención de la adolescente y joven embarazada o madre reciente, junto con su hijo y su pareja, provenientes de diferentes zonas.

Los profesionales becados por la Fundación Losano para llevar adelante este proyecto son los licenciados Rolando Aiassa y Astrid Clausen, quienes viajaron a Ururguay hace unas semanas junto a otros dos integrantes de Infantia. A su regreso, dieron detalles de su experiencia.

 

– ¿En qué consistió la capacitación realizada?

– El proyecto de capacitación presentado por Fundación Infantia, aprobado y financiado por Fundación Losano, consistió en una práctica situada en Casa Luna, ubicada en Montevideo.

Durante una semana tuvimos la posibilidad de compartir, intervenir, investigar y encontrarnos con todo un equipo interdisciplinario de profesionales y con jóvenes (mamás y papás) que concurren regularmente a esta Fundación. Respecto a embarazo adolescente es muy escasa la bibliografía que lo ubica como una situación que se da en un momento determinado y que hay que acompañar, generalmente desde una mirada adultocéntrica, se lo asocia a un problema que se debe prevenir. Es por ello que poder intercambiar miradas, experiencias, poder hablar en el mismo idioma, nos permitió avanzar desde una perspectiva integral.

 

– ¿Por qué eligieron ese lugar?

– Casa Lunas es una ONG que desde hace más de trece años viene acompañando la maternidad y paternidad en la adolescencia. Nuestro primer acercamiento a esta institución fue a través de un libro elaborado y editado por profesionales que forman parte de ese equipo. El mismo, junto con otras producciones teóricas de diversas disciplinas, permite fundar y situar nuestras intervenciones profesionales a diario. Esto es un dato relevante, dado que al igual que las políticas públicas, la mayor parte de la bibliografía disponible se enfocan principalmente en la prevención del embarazo adolescente, por lo que conseguir libros que nos sustenten teóricamente en nuestras prácticas ha sido toda una búsqueda y descubrimiento. Conocer Casa Lunas siempre fue un sueño compartido por nosotros, de allí que cuando sale la convocatoria de Fundación Losano el año pasado, no dudamos en presentar nuestro propuesta de realizar unas prácticas en Casa Lunas.

 

– ¿Qué similitudes y diferencias encuentran con su trabajo en San Francisco?

– Principalmente, y como punto de partida, todos entendemos que el embarazo adolescente es algo que acontece por diversas causas y situaciones, no siendo un problema en sí mismo, sino una situación que es necesario acompañar en sus múltiples y complejas dimensiones. Esta mirada compartida nos ubica en la misma vereda, y por tanto las intervenciones apuntan siempre hacia un mismo lugar. Actualmente ambas instituciones trabajamos con una población similar, acompañando a más de cuarenta jóvenes en el devenir madres; sin embargo (y teniendo en cuenta nuestra participación en Casa Lunas únicamente)  las jóvenes que asisten a Infantia provienen de contextos de mayor vulnerabilidad o vulnerabilidad extrema en algunas situaciones, esto hace que muchas veces como equipo estemos trabajando sobre la urgencia (compleja y difícil por donde se la mire), en la búsqueda constante de «resoluciones», que son claramente una responsabilidad de Estado. Esto marca una diferencia notoria, tanto en la organización, planificación, estructura edilicia y quehacer diario. Nuestro equipo está conformado por seis profesionales y trabajamos diariamente con más de cuarenta mamás, que vienen al espacio con sus niños y niñas; a un espacio pequeño, muy pequeño, para esta cantidad de personas. Allá, cuentan con veinte profesionales para acompañar a un grupo de treinta personas, entre niños, mamás y papás. En un espacio de tenencia propia, donde cada taller tiene su lugar preparado, es decir cuentan con una sala de psicomotricidad, otra sala de preparación para el parto, -sala de niños, sala de descanso, -consultorios para el abordaje individual y/o familiar, cocina, comedor donde almuerzan y meriendan todos, tres baños acondicionados y un patio hermoso. Casa Luna tiene un convenio con el Instituto de Niñez y Adolescencia de Uruguay que le permite financiar gastos de infraestructura, equipo técnico y todos los gastos que son necesarios para el funcionamiento. Hay claramente un Estado presente que permite poder proyectar políticas públicas en adolescencia, que permite trabajar cómodamente atendiendo a la causa por el que fue fundada.

 

– Pasando el tamiz de lo vivido… ¿qué les queda como saldo a favor de su capacitación?

– Por sobre todo celebramos el encuentro, el encuentro con esos otros que vienen construyendo un mundo, un mundo mejor para que todos y todas quepamos en él; y que nos permite reafirmar nuestras convicciones. En lo técnico, nos venimos con pila, como dicen allá, de conocimientos que fuimos construyendo colectivamente con las experiencias de aquí y  allá. Además nos trajimos muchísimo material bibliográfico para seguir nutriendo nuestra mirada. Y la utopía compartida de poder conformar una red latinoamericana que acompañe a miles de mamás y papás adolescentes. Ellos tienen años de experiencia como institución acompañando a la maternidad y la paternidad adolescente, compartirla con nosotros nos sirve para afrontar los problemas que tenemos, las dudas, afinar nuestras intervenciones y encuadre de trabajo. Nos quedamos con la sensación de que estamos en buen camino, en este camino complejo, lleno de dificultades y con la certeza de que tenemos que continuar acompañando a la adolescencia toda.

 

– ¿Cómo va a impactar esto en el trabajo que vienen realizando?

– Desde que llegamos nos estamos replanteando intervenciones, reformulando el encuadre de trabajo,  ellos han tenido un andar parecido al que vamos teniendo nosotros como Institución. Creemos que el impacto se verá a futuro. En la sonrisa de las pibas, en la alegría de los chicos, en la tranquilidad de que somos parte del crecimiento. Es importante destacar que hay muy pocas instituciones que acompañan a la maternidad y paternidad adolescentes desde esta mirada y en forma integral, es por ello que creemos necesario seguir avanzando y capacitándonos en esta cuestión para fortalecernos como equipo, como institución.

 

Convocatoria 2016

El proyecto presentado por la Fundación Infantia es uno de las más de veinte iniciativas que obtuvo una beca de la Fundación Losano desde 2006 a la actualidad. Quienes quieran acceder a una de estas becas de capacitación, pueden hacerlo presentando un proyecto antes del 30 de septiembre del corriente año. Cabe destacar que estas becas están dirigidas a profesionales que presenten un proyecto que contemple dos instancias: una de capacitación personal del profesional que lo presenta, y otra con el posterior impacto concreto de los conocimientos adquiridos en nuestra comunidad.

Este programa de becas tiene como propósitos “promover el perfeccionamiento y/o actualización de los profesionales en el ámbito científico-tecnológico; contribuir al conocimiento y difusión de las nuevas tecnologías; extender el perfeccionamiento y/o actualización recibida a las nuevas generaciones de profesionales de San Francisco y la región; contribuir al desarrollo social del entorno basado en la transferencia de conocimientos desde el campo teórico a la aplicación práctica y efectiva que promueva la mejora en la calidad de vida de las personas”.

Los profesionales interesados en participar de esta propuesta deben presentar su proyecto antes del 30 de septiembre del corriente, por mail a fundacionlosano@gmail.com. Para leer las bases completas de la convocatoria, ingresar a la página web de la Fundación, www.fundacionlosano.org.ar.

Comentários no Facebook