Avanzan las gestiones para un destacamento policial en el Hospital Iturraspe

0
573
Aunque dotar de más seguridad al Hospital «J. B. Iturraspe» es un reclamo que ya tiene varios años, ante el recrudecimiento de la violencia en distintos sectores de nuestra ciudad y también de Frontera como Josefina (barrio Acapulco en especial), las autoridades del centro de salud decidieron gestionar ante el Gobierno provincial la instalación de un destacamento policial en el lugar.

El director del nosocomio, Valentín Vicente, adelantó que ya se avanzó sobre este tema, por lo que este espacio podría estar funcionando en los próximos meses, con un sistema mixto que incluya a agentes de la provincia y a personal de seguridad privada.

Actualmente el Hospital cuenta con dos policías, uno que custodia la guardia y otro el sector de Salud Mental, durante las 24 horas. Sin embargo, cuando ocurren hechos como los de los últimos días, donde muchas personas se agolpan en el edificio esperando noticias sobre alguna persona herida, deben recurrir a la ayuda del CAP ante disturbios que puedan generarse. Inclusive, en estos días existe la presencia de Gendarmería Nacional debido a que se encuentran internados los dos policías que fueron baleados este fin de semana en el cruce de rutas 19 y 13.

La situación actual expone sin dudas al personal de salud, quienes muchas veces son agredidos e insultados por los propios heridos como por sus familiares y amigos.

Claro que para que esto ocurra no debe haber un tiroteo previo, también esta situación se vive cuando llegan personas lesionadas en accidentes de tránsito, algo muy común por estos días. Asimismo, la violencia no solo es hacia el personal sino también contra el mismo edificio que ya supo sufrir roturas de vidrios y puertas.

Gestiones avanzadas

El director del Hospital, Valentín Vicente, confirmó que «se realizaron gestiones para tratar de dotar de más seguridad al lugar, ya sea a través de empresas privadas o a través de la Policía, y afortunadamente ahora tenemos la posibilidad cierta de crear un destacamento policial».

El médico consideró como «muy importante» esta decisión al advertir que «estamos en una zona muy complicada y últimamente ocurren hechos de violencia en la provincia de Santa Fe que nos ocasionan no solo una ocupación de recursos del nosocomio muy importante sino también el agregado de la inseguridad y los hechos de violencia».

Vicente afirmó que durante la próxima semana «nos reuniremos con el comisario Omar Pastoriza para delinear la posibilidad de tener un destacamento en los próximos meses; todavía no sabemos en qué lugar del predio se instalará pero seguramente se construirá un espacio para que los efectivos puedan desempeñar su tarea de seguridad».

El director del centro de salud sostuvo que se trata de un reclamo «de mucho tiempo» y además destacó que el año pasado «prácticamente duplicamos la facturación y eso nos da recursos propios para encarar diferentes proyectos que queremos dentro del Hospital y el de la seguridad es uno de los más importantes. Lo queríamos generar con fondos propios, pero en las gestiones con la Provincia se llegó a un acuerdo de crear un destacamento con la policía, que incluso también podría tener la participación de la seguridad privada».

Menor circulación

Vicente adelantó que otro de los objetivos «es ir cerrando cada vez más el Hospital para que no tenga tanta circulación irrestricta de personas, tener control de las entradas y salidas. Se colocarán sensores de huellas digitales en todas las áreas y entonces solo el personal autorizado podrá entrar a determinados sectores».

«Cuando ocurren estos hechos violentos se junta gran cantidad de gente en el Hospital y a veces hay más de veinte personas que no tienen nada que hacer ahí y se producen hechos de robo, violencia y daños al edificio», afirmó.

Una gran carga de violencia

Al ser consultado sobre la situación de violencia que se vive diariamente, el médico informó que si bien los casos aumentaron en los últimos 15 días, estos hechos son una constante en el Hospital: «No solo se dan con heridos en tiroteos o hechos de violencia, sino también con los accidentes de tránsito que a veces suponen situaciones muy violentas, con los mismos accidentados y hasta con los familiares. Muchas veces cuando los médicos tienen que dar malas noticias por los fallecidos en accidentes, las agresiones a médicos, enfermeros y personal han sido varias».

«No solo con el paciente se producen situaciones de violencia y de riesgo -dijo-. Los pacientes a veces vienen muy excitados, muchos con abuso de sustancias o alcoholizados, por lo que el manejo en la guardia es muy complejo».

Según Vicente «estas situaciones ponen en riesgo al personal médico y de enfermería que reciben amenazas, insultos y hasta incluso golpes. Por eso insistimos en este reclamo y afortunadamente tuvimos la buena noticia de la posibilidad concreta de la formación de un destacamento policial», finalizó.

Comentários no Facebook