Empresa local con graduados de UTN, ganó competencia internacional en España

0
572

La plataforma online de concientización y entrenamiento en seguridad de la información SMARTFENSE, surgida de la empresa “Digital Content Machine S.A.” -creada por tres ingenieros en Sistemas de Información graduados en UTN San Francisco-, resultó ganadora de la competencia internacional para startups de seguridad de la información realizada en España, en el marco del programa de aceleración del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), para el cual la plataforma había sido elegida para participar.

El Fundador y CEO de SMARTFENSE, ingeniero Mauro Graziosi, fue quien participó de esta experiencia en representación de la empresa gestada en nuestra ciudad. Tras recibir el premio de 34.000 euros que se adjudicó el emprendimiento por participar en el programa y ganar la competencia, el joven profesional explicó que SMARTFENSE fue la única startup no española que alcanzó las instancias finales de la competencia. “Los únicos que no éramos de España éramos nosotros, pero podía presentarse cualquier emprendimiento de cualquier parte del mundo. De hecho, hubo un emprendimiento de Rusia, otro de Francia, y dos de Latinoamérica que quedaron excluidos en etapas previas. Nosotros llegamos a estar entre los diez finalistas y fuimos los que ganamos”, dijo.
Es que el programa de aceleración de INCIBE, orientado específicamente a empresas de este ámbito, es uno de los más codiciados, y sólo diez empresas han logrado formar parte del mismo, si bien fueron 76 las postuladas para hacerlo, provenientes de diferentes partes del mundo. La startup de San Francisco no sólo fue la única empresa que representó a Argentina, sino también, la única seleccionada de toda Latinoamérica, y la que ganó la competencia.
Además de la importancia que implica haberse adjudicado la competencia, la trascendencia y relevancia de este logro se acrecienta porque la organización de toda la actividad estuvo a cargo del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), que es la entidad de referencia para el desarrollo de la ciberseguridad y de la confianza digital de los ciudadanos españoles. “INCIBE es la máxima entidad de referencia en habla hispana, no hay otra de mayor prestigio a nivel internacional en materia de seguridad de la información”, aseguró Graziosi.

Como centro de excelencia, INCIBE es un instrumento del gobierno para desarrollar la ciberseguridad como motor de transformación social y oportunidad para la innovación. Para ello, con una actividad basada en la investigación, la prestación de servicios y la coordinación con los agentes con competencias en la materia, INCIBE lidera diferentes actuaciones para la ciberseguridad a nivel nacional e internacional.

En cuanto al valor que tiene haber ganado esta competencia, el ingeniero señaló que “para nosotros significa una validación del esfuerzo que venimos haciendo, y por otro lado, es bueno haber tenido este reconocimiento internacional para cuando volvamos a la Argentina con este mérito en las espaldas. Es muy importante desde muchos puntos de vista. Nos ayudó mucho a posicionar la marca en España como así también en toda Latinoamérica, por la referencia que significa INCIBE para quienes trabajamos seguridad de la información”.
“Estamos recibiendo propuestas de inversión tanto de socios industriales a nivel internacional como también de firmas de capital de riesgo, por ejemplo de origen israelí, español, y hasta nos contactó una empresa de Silicon Valley, en San Francisco, California, que nos detectó y nos ofreció invertir, aunque nosotros no estamos todavía al nivel que ellos exigen. Además estamos logrando ventas en organizaciones grandes de Argentina, y estamos por cerrar con una empresa en España, y para nosotros todo esto es un gran mérito porque seguimos asentados en San Francisco, creemos que allí tenemos los recursos necesarios desde el punto de vista de la ingeniería, pero nuestros clientes están en el mundo, de hecho no tenemos aún clientes en San Francisco sino que están en Latinoamérica, en España, Portugal, Italia, y no descartamos vender en otros lugares de Europa como así también del norte de África”, destacó el graduado de UTN San Francisco.
Y luego, Graziosi añadió: “Este es mi quinto emprendimiento, y muchos de quienes hoy forman parte de esta startup ya me habían acompañado en otros anteriores. Hoy podemos decir que los emprendimientos anteriores eran más simples, de alguna manera, pero en este caso en particular nos pusimos muy ambiciosos con lograr tener una empresa de renombre, que salga de los estándares, no solo a nivel de San Francisco sino de Argentina, e hicimos una apuesta muy fuerte desde el sacrificio, desde la apuesta económica que fue máxima y jugarnos por completo a que esto salga bien, y la verdad es que de una ciudad como San Francisco, en la que el acceso a inversores es limitado, esto constituye una oportunidad única. Nosotros habíamos estado buscando programas similares a éste en Argentina, pero no encontramos algo así para emprendedores. Este programa de aceleración se adecúa a lo que estábamos buscando y necesitando”.
Agradecimientos
Graziosi agregó: “En el caso de UTN San Francisco tenemos que agradecerle al decano, ingeniero Alberto Toloza, y al ingeniero Daniel Altina, hoy secretario de Extensión de Rectorado, porque nos apoyaron con la apertura de la Facultad a lo que es Aula 25, que fue el paso previo para lograr este nuevo emprendimiento, ya que a través de eso pude reunir a mis socios y al resto del equipo, e impulsar este nuevo emprendimiento. Agradecemos la confianza que tuvieron y tienen en nosotros, Aula 25 ya va por su tercer año, y marcha muy bien”.
Finalmente el joven ingeniero expresó: “Esperamos ser la primera de una serie de empresas que puedan llegar a hacer lo mismo, hoy en el ámbito de lo digital las fronteras físicas no existen, nosotros podríamos habernos quedado buscando clientes en San Francisco, pero tenemos llamadas para distintos lugares de Latinoamérica, para España, Italia, entonces no hay que quedarse con lo del día a día y entender que los límites están en la cabeza de cada uno, no hay que buscar excusas en la situación del país, o de la ciudad, hoy los que estamos en el ámbito de lo digital sabemos que las fronteras no existen, son cosas que se pueden hacer desde la casa de cada uno. No hay que quedarse con la problemática local, sino que hay que animarse a recorrer, a salir, a vivir otras cosas y hoy con las herramientas tecnológicas que hay se pueden romper las fronteras y mostrar lo que uno hace a todo el mundo. Y teniendo una Facultad de ingeniería como UTN en San Francisco deberíamos solamente ser la primera empresa que logra esto, y que se repita los años siguientes”.

Comentários no Facebook