El régimen sirio ya controla más de la mitad de la zona rebelde de Aleppo

0
528

El régimen sirio ya controla más de la mitad de la zona rebelde de Aleppo

Duros enfrentamientos y éxodo de civiles

Tropas gubernamentales tomaron un nuevo barrio en su gran ofensiva para reconquistar la segunda ciudad del país, en manos de los rebeldes desde 2012.

Humo. Tras duros bombardeos y pese a la fuerte resistencia de los rebeldes, las tropas sirias avanzan por Aleppo, la segunda ciudad del país.  /AFP

Humo. Tras duros bombardeos y pese a la fuerte resistencia de los rebeldes, las tropas sirias avanzan por Aleppo, la segunda ciudad del país. /AFP

El ejército sirio controlaba el sábado más de la mitad de la parte rebelde de Aleppo, tras retomar un nuevo barrio en su gran ofensiva para reconquistar totalmente la segunda ciudad del país.

La batalla por Aleppo sigue provocando masivas protestas internacionales por la muerte de civiles y la situación de sus habitantes. Ante los bombardeos y el avance de las fuerzas del régimen, más de 50.000 residentes del este de la ciudad han huido en una semana de sus barrios sitiados desde hace cuatro meses, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Desde el 26 de noviembre, cuando cayó el mayor barrio rebelde, Masaken Hanano, el ejército sirio, apoyado por milicias iraquíes, iraníes o libanesas, ha retomado una serie de sectores insurgentes.

El último en caer fue Tariq al Bab, retomado la noche de viernes al sábado por el régimen, indica el OSDH, según el cual el gobierno tiene ahora bajo su control cerca del 60% del sector rebelde de Aleppo, que estaba en manos insurgentes desde 2012.

El ejército consiguió así controlar una carretera que une los barrios del oeste de la ciudad, dominados por las fuerzas progubernamentales, con el aeropuerto internacional de Aleppo, controlado por el régimen y situado un poco más al sur de Tariq al Bab.

Destrozos. Una calle del barrio de Tariq al-Bab, retomado este sábado por las fuerzas del régimen de Bashar Al Assad, en Aleppo. /AP

Las tropas del presidente Bashar al Assad expulsaron a los rebeldes de Tariq al Bab tras violentos combates, que obligaron a numerosos civiles a huir a un barrio cercano.

Testigos vieron el viernes a algunos combatientes rebeldes en Tariq al Bab, mientras el ejército iba avanzando en el barrio, al mismo tiempo que tiendas y panaderías cerraban sus puertas.

Sin embargo, el viernes los rebeldes ayudados por yihadistas del Frente Fateh Al Sham (exbrazo sirio de Al Qaeda) habían recuperado de manos del ejército y sus aliados el control del 70% del barrio de Sheij Said.

Escombros. Soldados sirios recorren las calles del barrio Tariq al Bab, en Aleppo. /AP

«Los rebeldes oponen una feroz resistencia ya que saben que quedarán cercados si Sheij Said cae» en manos del régimen, aseguró Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Mirá también: Los rebeldes sirios intentan resistir el avance del régimen en el este de Aleppo

Batalla clave del conflicto sirio, que ha causado más de 300.000 muertos en más de cinco años, Aleppo se encuentra dividida desde 2012 entre un sector rebelde (este) y uno gubernamental (oeste).

Para controlar la totalidad de Aleppo, el régimen lanzó el 15 de noviembre una brutal ofensiva para eliminar a los rebeldes de los barrios del este. Desde entonces, han muerto en el este de la ciudad 307 civiles, de ellos 42 niños y 21 mujeres, según el OSDH. En Aleppo Oeste, 59 civiles fallecieron por disparos rebeldes.

Mirá también: Guerra en Siria: los bombardeos acaban con el payaso más famoso de Aleppo

La Unicef está especialmente preocupada por la suerte de los 19.000 niños, que figuran entre los que han huido desde el 24 de noviembre.

«Lo más urgente ahora es proporcionar toda la ayuda que tanto necesitan estos niños y sus familias», declaró en Ginebra Christophe Boulierac, portavoz de Unicef. «Es una carrera a contrarreloj, el invierno ya está ahí», advirtió.

Mirá también: Brutal momento de la guerra en Siria: cuerpos despedazados en las calles de Aleppo

En respuesta a la indignación de la comunidad internacional, Rusia –aliado del régimen sirio– ha propuesto la creación de cuatro corredores humanitarios en Aleppo-Este para evacuar heridos y llevar ayuda.

Rusia no participa en los actuales bombardeos de Aleppo, pero su intervención militar de apoyo al régimen desde septiembre 2015 ha contribuido a debilitar a los rebeldes.

El régimen no sólo gana terreno en esa ciudad, también ha retomado el control en las últimas semanas de varias localidades en torno a la capital, Damasco.

El gobierno sirio ha llegado a acuerdos con los rebeldes para que evacúen estas localidades. Damasco los presenta como acuerdos de «reconciliación» y como una manera de poner fin a la guerra.

Pero estos acuerdos son criticados en cambio por las organizaciones de defensa de derechos humanos y por la ONU, que ven en ellos desplazamientos «forzados».

Fuente: AFP


Source: Internacionales

Comentários no Facebook