Grave derivación de otro escándalo en Brasil: renunció un ministro crucial del gabinete de Temer

0
557

Grave derivación de otro escándalo en Brasil: renunció un ministro crucial del gabinete de Temer

La oposición plantea juicio político al mandatario

Es Geddel Vieria Lima integrante de la mesa chica de gobierno. Junto con el presidente presionó a un ministro para autorizar una obra ilegal. Ese funcionario dimitió y denunció a los dos.

Mal momento. Michel Temer.

Mal momento. Michel Temer.


Sumergido en una profunda crisis política, el gobierno de Michel Temer buscó este “black friday” atenuar las consecuencias del más reciente melodrama. Fue con la renuncia del ahora ex ministro de la Secretaría de la Presidencia Geddel Vieira Lima, un cargo clave, hombre del triangulo más íntimo del poder que integraba con el jefe de Estado y Eliseu Padilla que es el ministro jefe de la Casa Civil. El ex funcionario había presionado a su ex colega de Cultura, el diplomático Marcelo Calero, para que habilitara la construcción de una torre de 35 pisos en un área de Salvador (Bahía) protegida por ser Patrimonio Histórico Nacional. El detalle es que Vieira Lima tenía un interés personal en el asunto. Había comprado, en ese emprendimiento hoy parado, un departamento de 450 metros cuadrados.

Ocurre que Calero se “insubordinó”. Y fue el jefe máximo del Palacio del Planalto, Temer, quien lo convocó para una reunión donde le exigió que se apartara del caso y lo dejara en manos de la abogada general del gobierno Grace Mendonca. El diplomático optó entonces por renunciar al puesto y relatar los hechos. Le dio una entrevista al diario Folha de Sao Paulo donde contaba con detalles el trato imperioso que le prodigó su ex compañero de gabinete, Geddel.

Después formalizó su denuncia ante la Policía Federal, donde dijo además que contaba con las grabaciones de los diálogos. Pero al involucrar a Temer y a Padilha en el episodio de “presiones”, el caso que los medios bautizaron como “Bahía gate”, subió rápidamente de voltaje. Y a Vieira Lima no le quedó más remedio que pedir la baja. Su salida tiene gran impacto: es que el ex ministro bahiano era el gran articulador con los partidos políticos aliados y con el Congreso. En épocas del impeachment fue quien negoció con diputados y senadores el voto a favor de la destitución de Dilma Rousseff. A cambio recibieron lucrativos puestos en la Explanada de los Ministerios.

El edificio, que está en el origen de semejante terremoto, es una torre de 30 pisos bautizada “La Vue” –en la culta lengua francesa—que se empezó a erigir en una región declarada patrimonio histórico, donde hay edificaciones coloniales que constituyen hoy Patrimonio de la Humanidad. Por esas razones, los predios que se levantan en el lugar no pueden superar los 13 pisos. Fue el Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN), que depende del Ministerio de Cultura, el que trabó la obra y luego un juez la paralizó directamente. De allí que fuera el ministro Calero el receptor de “presiones” de Geddel y compañía para que habilitara la continuidad de la construcción.

Al mediodía del viernes, la Procuración General requirió la apertura de una investigación contra Vieira Lima. La fiscalía afirmó que la grave irregularidad cometida por el ex funcionario está tipificada en el artículo 321 del Código Penal, donde se juzga como delito “patrocinar, directa o indirectamente, el interés privado ante la administración pública, valiéndose de la calidad de funcionario”. En cuanto a la denuncia firmada por Calero en la policía, esta fue girada a la Corte Suprema. En una nota del jueves último, el presidente Temer había admitido que llegó a discutir con el ex funcionario el tema de esa edificación, en la que se encontraba interesado su ministro Geddel. Pero en declaraciones a una columnista del diario Estado de Sao Paulo, este viernes al mediodía, Temer lamentó “la tensión política” generada en lo que caracterizó como “un episodio menor”. Tan menor era que el caso del departamento en ese edificio La Vue, mereció dos reuniones suyas con el ex ministro Marcelo Calero, tal como confirmó el propio gobernante. Peor aún, también reconoció que le había solicitado al ex funcionario que dejara las cosas en manos de la abogada general del gobierno Grace Mendonca. Y agregó: “Disputas entre ministros es la cosa más natural. Viven ocurriendo. No sé por qué ese muchacho (Calero) reaccionó de esa forma”. Pero la versión de los medios no es tan simple. Para ellos, Geddel renunció porque así lo había obligado el presidente al “captar la gravedad de la crisis”.

Del lado de la oposición, diputados del PSOL (Partido Socialismo y Libertad) anunciaron que presentarán un pedido de impeachment por delito de responsabilidad contra el jefe de Estado. Los acompañarán también legisladores de Red Solidaria de Marina Silva. El presidente Temer dice que no lo amedrenta la iniciativa: “Ellos cumplen con su papel” declaró.


Source: Internacionales

Comentários no Facebook