El dolor de un hermano

0
1022

Nota Publicada Por Radiocanal San Francisco :

Leonel Decarli, hermano de Matías, el joven de 20 años asesinado en la madrugada del domingo en manos de una patota, habló con Radiocanal y se refirió al difícil momento que está viviendo junto a su familia.
“La verdad lo que pasó a mí me duele mucho, porque eran muchos contra uno… hubiera elegido que le peguen e irlo a ver en un hospital mejorando. Nunca quise ver a mi hermano en un cajón. Sé que muchos, si le quitan a un hermano como me lo arrebataron a mí, tomarían venganza, pero sé que eso no llega a nada. Sólo quiero que todo termine y que Dios quiera que se haga justicia por mi hermano, porque él no se merecía eso, él era muy bueno. Vi tantas veces casos así en la televisión y hoy me toca vivirlo y no es bueno. Mi familia está muy destrozada, a mi cuñada le falta su marido, a mi sobrino el padre, a mis padres un hijo y a mí me falta mi compañero, mi fiel en todo, mi defensor, mi amado hermano”.

También Leonel describió a Matías como alguien que “siempre estuvo para todos… problemas que teníamos siempre nos aconsejaba o si estaba en el momento que pasaba algo, actuaba. Él conmigo fue mi hermano mayor en todas palabras porque problema que tenía siempre pero siempre me ayudó, y si me mandaba alguna me retaba y me decía que me porte bien. Él era de esas personas que le gustaba joder en el sentido que te hacía matar de risa, siempre decía cualquier pavada para hacernos reír. Obvio, él tenía sus defectos pero era muy bueno y muy querido. Él sabía respetar a todos. Como para describirlo bien, él era un loco bueno, siempre fiel a sus amigos y familia y yo sé que él siempre dijo lo que sintió con actitudes y palabras”.

“Yo siempre lo recuerdo como era él, jodiendo, riendo, corriendo. Él vivía arriba de mi casa, él tenía ahí el departamento y estaba juntado con su mujer y solía bajar y joder, o cuando llegaba de trabajar, venir y decirme cosas y matarse de risa. Recuerdo ir los fines de semana a verlo, porque jugaba en la liga al fútbol, o afuera de mi casa con los amigos. Él era muy deportista, ¡hasta jugaba a las bochas! La verdad él era una persona muy alegre, no hay cómo recordarlo con cosas malas porque él siempre fue muy alegre y bueno en todo.

Por último, opinó acerca de cómo se está llevando adelante la causa: “Sobre la justicia veo que está haciendo bien las cosas, y me alegra, porque solo quiero que paguen por todo el dolor que dejaron, sólo quiero eso, justicia”.

Comentários no Facebook