Una multitud reclama en las calles de Seúl la renuncia de la presidenta

0
468

Una multitud reclama en las calles de Seúl la renuncia de la presidenta

Corea del Sur

Es el cuarto sábado consecutivo de protestas. La mandataria, Park Geun-hye, está bajo presión por un escándalo de corrupción que involucró a su mejor amiga.

Velas. Manifestantes protestan, este sábado, en las calles de Seúl, para pedir la renuncia de la presidenta Park Geun-Hye. /AFP

Velas. Manifestantes protestan, este sábado, en las calles de Seúl, para pedir la renuncia de la presidenta Park Geun-Hye. /AFP

Por cuarto sábado consecutivo, las calles de Seúl desbordaron de cientos de miles de manifestantes con velas encendidas para exigir la renuncia de la presidenta Park Geun-hye.

La mandataria es considerada inepta para el cargo por muchos de sus compatriotas y está bajo presión por el escándalo que involucró a su confidente y amiga, la empresaria de 60 años Choi Soon-sil, detenida y acusada, entre otros delitos, de abuso de poder.

La policía, después de haber desplegado 25.000 hombres hace siete días, plasmó este sábado un cordón de fuerzas similar. Las autoridades temían enfrentamientos porque se preveía una contra-manifestación simultánea de un grupo ultra-conservador, la Fundación Libertad de Corea, en apoyo de Park.

La marcha semanal contra la mandataria arrancó hoy en la céntrica avenida Gwanghwamun en el corazón de Seúl y, mientras la policía esperaba un participación de unas 50.000 personas, los organizadores creen que alcanzó al medio millón. La semana pasada, un millón de manifestantes se congregaron en las calles de Seúl, en la que se considera la mayor protesta de la historia democrática del país.

La de este sábado es la última protesta que se convoca para pedir la dimisión de Park desde que saltara el escándalo conocido como «Choi Soon-sil Gate», la amiga cercana acusada de intervenir de forma oculta en asuntos de Estado y enriquecerse gracias a ese proceder.

Carteles. Cerca de 500.000 personas se manifestaron este sábado contra la presidenta Park Geun-Hye, según los organizadores de la protesta en Seúl. /AFP

La presidenta, que hasta ahora ignora por completo las peticiones de dimisión, podría ser interrogada por la Fiscalía surcoreana en los próximos días por este caso que forzó a Park a realizar grandes cambios en su gabinete y hasta renunciar a muchas de sus atribuciones.

La Fiscalía ha llamado a declarar semanas atrás a varios ex funcionarios de la Casa Azul (sede de la Presidencia), a directivos de importantes empresas surcoreanas y a la mujer de 60 años que junto a la presidenta está en pleno centro del escándalo: Choi, a quien llaman «la Rasputina coreana».

Choi, que no ostenta cargo público alguno, permanece detenida bajo sospechas de haber aprovechado su relación con Park para gestionar documentos confidenciales e intervenir de forma oculta en asuntos de Estado.

También se la acusa de apropiarse de fondos mediante extorsiones y presiones a empresas, que llegaron a sus arcas en forma de donaciones.

El caso, según la prensa especializada surcoreana, desató la mayor crisis política para la presidenta desde que asumió en 2013.

En tanto, se supo que la Fiscalía formulará oficialmente cargos contra Choi y los ex secretarios presidenciales Ahn Jong Beom y Jeong Ho Seong mañana mismo. Los miembros de ese cuerpo judicial debatían hoy sobre los delitos que integrarán el pliego de acusaciones, así como la inclusión de la presidenta Park como cómplice y el nivel de sanciones solicitadas.

La mandataria puede ser considerada cómplice en el delito de difusión ilegal de secretos gubernamentales, el cual será aplicado a su ex secretario personal Jeong Ho Seong.Park también podría figurar en el escrito judicial de la Fiscalía como cómplice por recaudar forzosamente donaciones empresariales para las fundaciones MI-R y KSPORTS, junto con Choi y Ahn, el ex secretario presidencial de coordinación de políticas.

Pero no es todo, la Procuración podría incluso acusar a la presidenta de abuso de autoridad, al igual que a los dos mencionados. A la vez, proseguía este sábado el interrogatorio a Jang Si Ho, sobrina de Choi, sospechosa de malversar fondos del Centro Coreano para la lite en Deportes Invernales.

Fuente: agencias


Source: Internacionales

Comentários no Facebook