Fórmula 1: Nico Rosberg, el hijo campeón que le tributó el título al padre campeón

0
471

Fórmula 1: Nico Rosberg, el hijo campeón que le tributó el título al padre campeón

Fórmula Uno

A diferencia de lo sucedido con Graham y Damon Hill, Keke Rosberg pudo ver a Nico coronarse en la máxima categoría, 34 años después de su conquista.

Felicidad plena. Rosberg celebra en Abu Dhabi con su esposa, Vivian Sibold, tras ganarle en el último duelo a Lewis Hamilton. (AFP)

Felicidad plena. Rosberg celebra en Abu Dhabi con su esposa, Vivian Sibold, tras ganarle en el último duelo a Lewis Hamilton. (AFP)

Nico Rosberg domina cinco idiomas, entre ellos el español, el que aprendió a hablar en sus frecuentes vacaciones en Ibiza. En las Baleares, donde abundan las fiestas electrónicas, difícilmente se escuche música de Siniestro Total, una banda de punk de Vigo que, en su disco Menos mal que nos queda Portugal, de 1984, le dedicó una canción a Keijo Rosberg, el papá del flamante campeón de la Fórmula Uno. Padre e hijo monarcas en la máxima categoría, una historia que ya habían escrito Graham y Damon Hill, aunque en esta ocasión hay un diferencial: Keke pudo ver la consagración de su hijo.

El nene creció. Keke Rosberg, en una carrera en familia con el pequeño Nico a su lado.

«Estoy muy orgulloso de haber conseguido la misma hazaña de mi padre», expuso el alemán, de 31 años, después de consagrarse tras la última fecha de la temporada, en un Gran Premio de Abu Dhabi que ganó el británico Lewis Hamilton y en la que Rosberg fue segundo, en otro paseo de los Mercedes, el exagerado campeón del Mundial de Constructores, con 297 puntos más (765 contra 468) que Red Bull, el lejanísimo segundo.

Rosberg hijo es bandera en Mercedes, escudería que habita desde 2010 y en la que permaneció, en 2011, por la intervención de Rosberg padre: Keke no avaló que el retoño fuera tentado por la seducción de Ferrari al entender que lo mejor para su hijo era que se quedara en la escudería alemana. Sabiduría, que le dicen.

Nico Rosberg ya campeón, en el podio de Abu Dhabi. Atrás, Lewis Hamilton ganador de la carrera. (AFP)

Pero no se metió mucho más Keke en la carrera del hijo. “No hablamos mucho de los detalles. Mi papá me ayuda en la vida, me da consejos porque él es una persona bastante inteligente. Me da la oportunidad de hacer mis cosas y por eso casi no asiste a las carreras”, contó Nico este mismo año. En efecto, no hay imágenes actuales de Keke en los circuitos del Gran Circo de la F-1.

De todos modos, hizo su aporte a la causa. Así, y con la continuidad garantizada en Mercedes hasta 2018, Nico Rosberg pudo por fin salir de la sombra de Hamilton, quien había postergado sus intentos de ser campeón en las temporadas 2014 y 2015. En 2016, además, encontró un poderoso aliado interno en la escudería, el austríaco Niki Lauda, quien apuntaló al alemán, mientras el británico contó con mayor apoyo en otros directores del equipo, como Toto Wolff y Paddy Lowe.

El instante preciso en que Nico Rosberg se consagra campeón del mundo. Más atrás, Hamilton, Vettel y Verstappen. (AFP)

Lauda, en sus declaraciones, fue exponiendo el favoritismo que tuvo todo el campeonato por Rosberg y marcándole la cancha a Hamilton, en la difícil tarea de un equipo de encontrar equilibrio interno con sus dos pilotos peleando por el mismo objetivo.

Incluso ayer, en Medio Oriente, Hamilton condujo a menor ritmo que el potencial de su auto para tratar de ensuciarle la carrera a su compañero, porque además de su triunfo, necesitaba que Rosberg no subiera al podio. La estrategia no le funcionó.

«Fue una carrera horrible. No quiero hacer ningún comentario sobre la actitud de Hamilton. Sólo quiero decir que había dos perspectivas, la del equipo y la suya. Lo hablaremos, como siempre hemos hecho», señaló Rosberg.

«Nos jugábamos un título mundial, Mercedes era ya campeón de constructores, estaba en cabeza, por lo que hacía lo que quería y marcaba el ritmo», se justificó Hamilton.

Keke Rosberg ganó el título en 1982, al volante de un Williams y con Carlos Reutemann como compañero de equipo, en el último año del argentino en la máxima categoría. Ya habían pasado seis años de la conquista cuando, según relató el propio protagonista en una entrevista con la revista GQ, Nico tuvo su primer contacto con un auto. A los tres años, sus manitos conducían el volante de un karting de dos plazas, mientras el padre aceleraba y frenaba.

Ayer, ese nene que ya hizo abuelo a su padre se metió en la historia de la Fórmula 1. Como Graham Hill (1962 y 1968) y su hijo Damon (1996), los Rosberg también hablan de dinastía de campeones. Y Nico, el prodigio que habla alemán, inglés, francés, italiano y español pero no domina con facilidad el finlandés de su papá; el piloto que se distrae de la velocidad en la serenidad del ajedrez, tuvo su gran festejo.

RELACIONADAS

te puede interesar

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.


Source: Deportes

Comentários no Facebook