Copa Davis: firmeza y bajo perfil son las armas de un Daniel Orsanic sereno como siempre

0
591

Copa Davis: firmeza y bajo perfil son las armas de un Daniel Orsanic sereno como siempre

Tenis

Tomó decisiones complicadas que a veces sorprendieron y, sobre todo, supo armar un verdadero equipo.

El gran DT. Reemplazante de Jaite, Daniel Orsanic fue una de las grandes apuestas de la dirigencia argentina. (Germán García Adrasti / enviado especial)

El gran DT. Reemplazante de Jaite, Daniel Orsanic fue una de las grandes apuestas de la dirigencia argentina. (Germán García Adrasti / enviado especial)

Daniel Orsanic camina mirando el piso azul del estadio Zagreb. Evalúa porque sabe que tiene que tomar dcisiones. Lleva la raqueta apretada al cuerpo por el brazo izquierdo mientras su colaborador más cercano, Mariano Hood, saca pelotas de una caja y hace volear a Leonardo Mayer. El capitán afronta su séptima serie de la Copa Davis con la misma calma con la que encaró la primera, a comienzos del año pasado ante Brasil, en Tecnópolis. Ese derrotero lo obligó a tomar decisiones complicadas, a sorprender con inclusiones y exclusiones en varias convocatorias, a elegir la formación para cada match y a cambiar sobre la marcha. Y nunca, en ninguna de las siete series y en ningún entrenamiento, se lo vio perder el eje, salirse del centro. Ahí, en la calma que transmite, se empieza a edificar un estilo de conducción y un modo de trabajo. Firmeza y bajo perfil. Los resultados están a la vista.

Mirá también: Copa Davis: Juan Martín Del Potro, el muchachito que busca el mejor final para su película

Orsanic no pierde la oportunidad de prenderse en algún dobles cuando los entrenamientos están terminando, como para demostrar(se) que su zurda, aquella que lo hizo ser un buen doblista, está intacta. Pero quienes lo conocen admiten que, haciendo a un lado a aquel tenista “bastante calentón”, cuesta verlo enojado, fastidioso o alzando la voz mientras ejerce su tarea. Siete series sin conflictos y un capitán con un único tono. Una receta infalible para llegar lejos.

Es de los afortunados que tienen cerca a los afectos en días complicados. Su esposa, Fernanda, su hija Guadalupe (14) y su hijo Balthazar (12), que ya lo acompañaron a Pesaro y Glasgow, lo abrazarán fuerte el domingo a la noche aquí en Zagreb, si es campeón y mucho más si no.

Mirá también: Copa Davis, la final Argentina-Croacia: la invasión ya se hizo notar con un banderazo

Una declaración que ofreció ayer, entre tantas y tantas de rigor, lo describe con precisión. Contó Orsanic de su disfrute al comunicarle a Federico Delbonis que saldría a la cancha hoy ante Marin Cilic, pero admitió también que ese buen momento se vio inevitablamente opacado por tener que informarles a los otros, a Guido Pella y a Leonardo Mayer, que deberían esperar. “Es una de las tareas que tocan, tanto cuando convocamos como cuando armamos la formación -explica-; por suerte contamos con jugadores muy inteligentes y comprometidos con la idea, que entendieron que el equipo y los objetivos están por delante de lo individual”.

Aunque su contrato como capitán para 2017 acaba de ser renovado conservando sus responsabilidades en Desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis, dedicó parte de su tiempo en los últimos meses a acompañar a Juan Martín Del Potro. Las cámaras lo mostraron igual de sereno en Estocolmo y Basilea siguiendo al tandilense. Y no faltaron quienes lo imaginaron encarando una nueva etapa como entrenador de élite. “¿Sentirás que lograste lo que buscabas si ganás la Davis, como para empezar otros proyectos?”, le había preguntado Clarín un mes atrás en el CeNARD. “Mi gran proyecto sigue siendo el desarrollo del tenis”, respondió. Al menos por ahora, fin de las especulaciones.

Mirá también: Copa Davis, la final Argentina-Croacia: una ilusión, una oportunidad histórica, un equipo, un país

Y mientras le imprimió al equipo su sello, fue acertando en las decisiones en el camino que llevó al equipo a la final. Acertó en Gdansk cuando apostó por Mayer y Pella en los singles y “resignó” el dobles por tener un equipo corto y un experto en la materia entre los polacos como Matkowski. Acertó de nuevo cuando convirtió a Delbonis en el eje del equipo en Pesaro, cuando Del Potro recién ensayaba la vuelta y su físico solo le daba para aportar en el dobles. No le funcionó Juan Mónaco, pero alcanzó igual. Y acertó una vez más en Glasgow cuando consensuó con Delpo poner toda la carne en el asador el viernes para ganarle a Andy Murray y apelar a Pella primero y a Mayer después para juntar los tres puntos. Casi todos tardaron mucho más que él en entender que el as de espada podía tener algo de nafta para el dobles, pero de ninguna manera para el single decisivo. Le quedan por delante un par de decisiones, pero como todo el equipo insiste en sostener, el favoritismo está del otro lado.

Mirá también: Copa Davis: Diego Armando Maradona llegó a Zagreb y se instaló en el hotel de los argentinos

Quienes aseguran que es del selecto grupo de entrenadores con línea directa al más allá (el tan argentino “celular de Dios”) repasan lesiones y deserciones rivales. Serbia no trajo a Novak Djokovic, a Polonia se le lesionó Jerzy Janowicz, Fabio Fognini se casó antes de la serie y Borna Coric no se recuperó de una cirugía. Aun siendo cierto, convendría recordar que Rafael Nadal no viajó a Mar del Plata y, con todo en contra, la Davis fue para España.

Hay sí, una objeción para hacerle: “No hay margen de error”, dijo aquí varias veces. Sería bueno que recordara que sí, que siempre hay margen de error. Que si se dejó el alma en el intento se puede acertar o errar y empezar de nuevo. Aunque se trate de la quinta final de la Davis.

RELACIONADAS

te puede interesar

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.


Source: Deportes

Comentários no Facebook