Alejandro Montecchia: el asistente que no quiere hacer carrera

0
528

Alejandro Montecchia: el asistente que no quiere hacer carrera

Básquetbol

“Estoy acá porque Pepe me convocó y porque Sepo es el técnico. No me considero entrenador, ni aspiro a serlo», cuenta el ex base campeón olímpico, ahora ayudante de Sebastián Ginóbili en Bahía Basket.

Sebastián Ginóbili, Alejandro Montecchia y Juan Ignacio Sánchez, tres nombres con historia a la cabeza de Bahía Basket. (Prensa Bahía Basket)

Sebastián Ginóbili, Alejandro Montecchia y Juan Ignacio Sánchez, tres nombres con historia a la cabeza de Bahía Basket. (Prensa Bahía Basket)

“El Puma tiene voz de mando. No es de los que van a tomar la palabra delante de todos, pero sí se acerca al jugador que necesita mejorar algo e impone un respeto increíble”. Así habla Sebastián Ginóbili de Alejandro Montecchia, uno de los grandes artífices del oro en Atenas, hoy en funciones como asistente junto a Mauro Polla en Bahía Basket.

“Estoy acá porque Pepe me convocó y porque Sepo es el técnico. Si no fuera por eso, seguramente estaría haciendo otra cosa. No me considero entrenador, ni aspiro a serlo. Me gusta estar en el día a día con el equipo y trato de aportar desde mi experiencia, más allá de que no soy de comunicar demasiado. Ojalá que podamos conseguir algo importante con este equipo.”

Mirá también: Pepe Sánchez: “En Bahía Basket aplicamos enseñanzas de la Generación Dorada”

Montecchia jugó 13 temporadas en la Liga Nacional, y después de 515 partidos repartidos entre Sport Club, Olimpia de Venado Tuerto, Boca y Regatas Corrientes, se retiró sin un proyecto definido. “No pensé en eso durante mi última etapa como jugador, y pasó apenas un año entre que me retiré (2009) y el llamado de Pepe. En realidad, él me ofreció jugar. Me entrené un tiempo, pero después no agarré viaje. Ese año yo quería estar en mi casa, con mi familia. Y después surgió esto. Si no estuviera acá, no tengo la menor idea de qué estaría haciendo”, cuenta el campeón olímpico.

Mirá también: El Ginóbili entrenador y el desafío de dirigir jóvenes

El base formado en Bahiense del Norte fue uno de los jugadores emblemáticos del Sport cañadense que dejó una marca en la temporada 92/93. “Cuando surgió la posibilidad de apostar acá por un equipo de chicos me vino a la cabeza aquel que integré junto a Gabriel Díaz, Dani Farabello, Maxi Reale y Mauricio Hedman, con un motivador como el Oveja Hernández que nos metió en la cabeza que podíamos competir y que teníamos que salir a comernos la cancha. Este equipo de Bahía Basket es parecido, pero creo que nos superó en talento”.

Tuvo palabras de elogio para Redivo, Fjellerup, Juan Pablo Vaulet y Corvalán, pero la expresión de Montecchia cambió cuando habló de Santiago Vaulet. “Es mi debilidad. Desde que lo vi por primera vez acá ‘dije a este lo quiero en mi equipo’”. Físicamente es muy fuerte y en lo mental es un asesino. Puede jugar de uno, de dos, de tres, puede defender al mejor del equipo rival… Espero que llegue a ser un grandísimo jugador”.

RELACIONADAS

te puede interesar

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio.


Source: Deportes

Comentários no Facebook