El vicegobernador Martín Llaryora recibió a Sonia Torres y organismos de Derechos Humanos.

0
675

Al igual que en los distintos estamentos del gobierno, en la Legislatura se desarrolló una serie de actos para conmemorar el 40° aniversario de la última dictadura cívico-militar que se llevó a cabo en nuestro país. Además, también se recordaron los 10 años de la sanción de la Ley N° 9286, a partir de la cual se creó el Archivo y la Comisión Provincial de la Memoria.
La actividad en torno a los homenajes realizados en la Unicameral comenzaron a la siesta, con la presencia de legisladores de los distintos bloques como así también del vicegobernador y presidente del cuerpo, Martín Llaryora.
En el acto, encabezado por el exintendente de San Francisco y acompañado por Sonia Torres, titular de la delegación cordobesa de Abuelas, como así también por otros referentes de DD.HH. se recordó que durante los oscuros años de la sangrienta dictadura, el Poder Legislativo también fue intervenido por la cúpula militar y mientras algunos empleados fueron cesanteados, otros además fueron secuestrados y trasladados a los centros clandestinos de detención y tortura.
Los homenajeados fueron los trabajadores Jorge Raúl Nadra, Nelson González Camargo, Inocencio Rivarola y Edelmiro Bustos, en cuyos legajos sólo figuraban las bajas y cesantías por faltas a su lugar de trabajo. Y se recordó además que estos datos fueron corregidos, dejando constancia que no fueron inasistencias sino desapariciones perpetradas por el terrorismo de Estado que azotó al país desde el 24 de marzo de 1976.
En referencia a los trabajadores del Palacio Legislativo desaparecidos, Llaryora sostuvo: “No sólo buscaron el exterminio, no sólo buscaron matarlos, torturarlos; buscaron que desaparezcan de la historia de la comunidad, que desaparezcan de nuestra vivencia social”.
“Este es un acto de estricta justicia, es un acto de reparación social y también de rebeldía contra esa dictadura militar. Justicia para ellos que ya no están y para sus familiares que nos acompañan; seamos parte de una memoria activa. Ellos no están desaparecidos, son parte de la historia grande de nuestra provincia, están presentes”.
Junto al vicegobernador estuvieron presentes Aldo Rivas, secretario general del Sindicato de Empleados Legislativos, y Javier Romero de la Comisión Provincial de la Memoria. Asimismo, representantes de la Asociación Expresos Políticos de Córdoba; Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas e integrantes Archivo Provincial de la Memoria.
Sobre el homenaje, y luego de que se descubriera la placa en el ingreso al recinto, Torres afirmó ante los medios que se trata de “un acto de Justicia”. Cabe recordar además que es el segundo encuentro entre Llaryora y la referente de los organismos de DD.HH. ya que el pasado viernes se firmó el convenio para que se abran los archivos históricos pertenecientes al Poder Legislativo durante la época de la dictadura.
Por su parte, Rivas afirmó: “Esta es una jornada en la que reivindicamos a nuestros 30 mil compañeros desaparecidos, recordamos y proponemos no descansar jamás en nuestra denuncia contra el genocidio que tiñó de sangre a todo el país”.
Luego del acto se llevó a cabo la sesión especial y se entregó una plaqueta recordatoria a Oscar “Polo” Valdez, quien en 1976 era el presidente de la Cámara de Diputados. Valdez agradeció el reconocimiento y sintetizó con una frase lo que sucedía en aquella época: “Hasta las bancas del recinto nos sacaron”.
También recibieron una plaqueta recordatoria los familiares del fraile franciscano Carlos de Dios Murias, oriundo de la localidad de San Carlos Minas, quien fue asesinado durante la última dictadura militar.

Comentários no Facebook