La nieta 117 habló por primera vez ante los medios

0
628

La nieta buscada incansablemente durante 37 años, hija deGladys Castro y Walter Domínguez, dialogó por primera vez con los medios, acompañada por sus dos abuelas en una emotiva jornada en Radio Nacional Mendoza.

Previo al encuentro, la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo de Mendoza había solicitado a través de un comunicado que al existir una causa judicial en trámite en laJusticia Federal, los medios no indaguen sobre la vida privada de la nieta recuperada.

De esta forma transcurrió la conferencia de prensa. Claudia, la nieta restituida nº 117 estuvo en el estudio de Radio Nacional Mendoza acompañada por María Assof de Domínguez, y Angelina Catterino de Castro, sus dos abuelas.

«La realidad es la que tengo que empezar a superar ahora, y conocer lo que les pasó a mis papás», dijo Claudia, de 37 años. «Uno siente la responsabilidad de muchas cosas. Me falta conocer mucha gente», expresó.

«Me han surgido ganas de participar en eventos. Estuve en una charla de derechos humanos», añadió.

La Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo, encabezada por Estela de Carlotto confirmó a fines de agosto la recuperación de la nieta, en la sede de dicha organización en Buenos Aires.

Claudia se mostró en Mendoza de la mano de sus dos abuelas, quienes emocionadas agradecieron el acompañamiento de la gente y los medios.

Contó que apenas se enteró de que su ADN había dado positivo, cortó el teléfono y ni siquiera preguntó quiénes eran sus padres. “Disculpame, pero necesito saber los nombres de mi mamá y mi papá”, mensajeó después a la persona de Conadi que le había dado la noticia.

Apenas supo que era hija de Walter y Gladys, empezó a buscar por internet. “Me encontré con fotos; no me veía parecida a ninguno. Sí rasgos de mi papá con mi hijo del medio”, expresó.

El primer acercamiento con sus abuelas María Assof de Domínguez y Angelina Catterino de Castro fue en privado. Después, el contacto siguió, con prudencia para que no se hiciera público.

“Primero quería hablarlo con mis hijos´”, contó Claudia. Y agregó: “Hablé con mi hija mayor, de 9 años, ella por Paka Paka tenía muy claro muchas cosas más que yo, le expliqué todo de la forma didáctica. A ella no le había contado que era hija adoptada. Se emocionó mucho, fue muy natural y en seguida quería ir y golpearle la puerta a sus abuelas. Todo se dio de la manera más natural”, dijo.

«Es una emoción tan grande que no se puede describir. Tanta alegría, después de tantos años de espera. Estoy feliz de haberla encontrado», celebró su abuela Angelina, y lamentó el dolor «y todo lo que hemos sufrido».

Se refirió a los represores que actuaron durante el terrorismo de Estado y dijo: «Si hubieran tenido la generosidad de vevolverla en la puerta de su casa una vez que nació. Es un daño muy grande el que han hecho».

Se refirió en este sentido al plan sistemático de exterminio y desaparición de personas que se desplegó en Argentina el 24 de marzo de 1976, que tuvo entre sus componentes el plan de robo de bebés, ejecutado bajo la complicidad de diversos sectores de la sociedad.

Según las estimaciones, faltan más de 400 nietos y nietas en el país que aún no han recuperado su verdadera identidad.

Comentários no Facebook