Juicio por Mariana Ellena: “Ojalá logremos que no haya más papás que pasen por lo nuestro”

0
970

La banda es El Bordo y al cumplirse tres años de aquella noche fatídica, las amigas de “Maru” descubrieron una imagen que se aparecería como una epifanía de aquella joven de 22 años llena de vida, que regresa una y otra vez en la memoria de sus seres queridos. En el video Mariana aparece cantando un fragmento de la canción “Soñando despierto”. “Perdido en las vueltas que nunca doy a dar / y el miedo en el aire con toda seguridad”, dice con una enorme sonrisa y los brazos en alto.

Exactos cuatro años más tarde, se realizó ayer la cuarta audiencia del juicio que investiga su muerte. Antes de que diera comienzo la ronda de testigos en la Cámara Cuarta del Crimen, su papá Hugo expresó unas palabras: “Lamentablemente, por causas que no son del destino y no puedo referirme en otros términos por respeto al Tribunal, hemos perdido una hija, hemos perdido una vida. Creo que a veces la falta de respeto, la desidia, el desinterés por los demás, nos lleva a esto. Ojalá que logremos que no haya más papás que pasen por lo nuestro y, simplemente, es recordar este momento tan difícil para nosotros que es el que se viene viviendo audiencia tras audiencia. Cada vez que escuchamos a los testigos, nosotros tenemos un dolor profundo en el corazón. Es un puñal que se va clavando en cada audiencia”, manifestó el papá, a quien las palabras no le alcanzaron para manifestar la impotencia y la tristeza de no tener más a su hija.

Isabel Barraud está sentada, rodeada de un grupo de mujeres. Son familiares y amigas que la acompañan audiencia tras audiencia. A pocos pasos también está el grupito de alumnas de hockey de Mariana, que resiste con profundo dolor los testimonios que describen los últimos momentos de su amiga.

“Fue muy triste para nosotros como padres saber que nuestra hija estaba tirada en el asfalto”, dice Isabel, apartándose un poco del grupo que la contiene. Este miércoles es especial. Se cumplen cuatro años de aquella noche en la que un adolescente, corriendo una presunta ‘picada’, le robó la vida de su hija mayor.

“Es un día muy difícil para nosotros. Nosotros llegamos a estas fechas y empezamos a declinar psíquicamente. No sé si fue el destino que quiso que hoy estemos en esta cruzada, al lado del asesino de nuestra hija. Estamos acompañados por las alumnas de Mariana, por sus compañeras. Estamos agradecidos con los testigos por el compromiso y la solidaridad que tuvieron con nuestra hija. Para nosotros es muy duro estar acá, porque tenemos que abandonar a nuestros otros hijos también”. A Isabel se le nublan los ojos y contiene el nudo que se le hace en la garganta cuando recuerda que su “Maru” ya no está.

Hilos de vida

Este miércoles declaró Mónica García, una mujer que pudo ver a Mariana aún con vida, luego de que la atropellaran. La testigo estaba trabajando en un local ubicado sobre Chacabuco, y al escuchar el ruido del impacto salió a la calle. “Fue la primera que la vi, yo pensé que se había tirado del edificio”, explicó, y agregó que en ese instante pasaba “un auto chico, blanco, un Fiat 147”. La testigo aseguró que en esa avenida “siempre se hacen picadas”.

Según su relato, la ambulancia demoró unos 45 minutos en llegar. Mientras tanto, Mariana respiraba lento. La mamá de Mariana destacó que la testigo se acercó a Mariana, y que “había querido cubrirla con algo”.

El juicio que se desarrolla en la Cámara Cuarta del Crimen tiene dos imputados. Aquella noche del 2 de septiembre de 2011 Catriel B., un joven de 16 años (hoy tiene 19) oriundo de Mendiolaza, manejaba un Fiat 147 blanco. Catriel B. llegó imputado por los delitos de “homicidio doloso” y “conducción peligrosa en prueba de velocidad no autorizada”. Por este segundo delito, considerado doloso, también se encuentra acusado Gastón Luca, de 29 años. Esa noche, Luca conducía un Fiat Spazio azul.

La hipótesis de investigación indica que ambos autos corrían un ‘picada’ en plena Nueva Córdoba, que concluyó con Mariana atropellada y abandonada en la calle, en estado de gravedad. Tras el impacto, el conductor del 147 blanco se fugó intentó esconder el auto en una playa de estacionamiento y limpiar los rastros del presunto delito.

Mariana Ellena falleció el 7 de septiembre de 2011 en el Hospital de Urgencias, como consecuencia de las lesiones que sufrió. La próxima audiencia del juicio que tiene lugar en Tribunales II será este viernes. Se espera la presencia de tres testigos más.

 

 

 

 

 

 

Comentários no Facebook