Femicidio de Chiara: hallan palas y un colchón manchado con sangre

0
690

Los investigadores del femicidio de Chiara Páez, la adolescente de 14 años cuyo cadáver fue hallado el domingo enterrado en la casa de su novio en la ciudad santafesina de Rufino, secuestraron palas, ropa de la víctima y un colchón manchado con sangre de la vivienda donde se encontró el cuerpo.

En tanto, fuentes judiciales aseguraron que el menor de edad detenido por el crimen de Chiara confesó ayer ante el juez de Menores de Venado Tuerto, Javier Prado, haber asesinado a su novia.

Por otra parte, es probable que recién este martes el fiscal del caso, Mauricio Clavero, realice las audiencias imputativas para los otro cuatro detenidos en el marco de la investigación.

Fuentes judiciales confirmaron que en la inspección ocular realizada ayer en la vivienda donde fue encontrado el cadáver se secuestraron elementos de importancia para la causa, entre ellas la ropa de la chica y un colchón manchado con sangre.

Los pesquisas sospechan que allí la adolescente pudo haber sido asesinada a golpes en la cara y la cabeza y que, luego, fue enterrada en un pozo en el patio de la casa.

Los investigadores quieren saber ahora si el pozo ya estaba hecho antes de que se cometiera el asesinato o si fue cavado tras consumarse el crimen.

Por este motivo, los fiscales y jueces que tienen a su cargo la pesquisa realizarán una reconstrucción del hecho en la casa de la calle San Martín 880, en la cual es probable que participe el adolescente detenido por el hecho, al igual que su madre, la pareja de ésta y los abuelos, todos ellos también apresados.

El hecho comenzó el domingo 3 de mayo, cuando Chiara se hallaba junto a un grupo de amigas y decidió ir a visitar a su novio, tras lo cual nunca más fue vista.

Desde entonces, su mamá, amigas, familiares, vecinos y conocidos organizaron rastrillajes junto a policías y bomberos, aunque sin éxito.

El cadáver de la adolescente fue encontrado el domingo 10 enterrado en la casa de su novio, luego de que perros adiestrados marcaran esa vivienda como sospechosa.

Esa misma noche, el padre del adolescente, un efectivo de la policía de Santa Fe que presta servicios en la comisaría de Rufino, lo entregó a la Justicia ante la sospecha de que fuera el autor material del homicidio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Dia a Dia

Comentários no Facebook