Burundanga: la droga que hipnotiza, viola y mata

0
813

Tras una violación en Tigre, el fantasma de la burundanga volvió a rondar. María Elena Leuzzi, titular de la ong A.VI.VI (Ayuda a Víctimas de Violación) sospecha que Noelia fue drogada con la droga que hipnotiza: «Dijo que perdió la fuerza en su cuerpo y que sus agresores la llevaron de la mano. No podía ejercer su voluntad», indicó.

La droga que hiptoniza, viola y mata

No es la primera vez que se habla de la sustancia y, de hecho, un mail circula por la Red dando el alerta: una droga hipnótica llamada Burundanga estaría siendo utilizada en las noches de las principales ciudades del país para abusar sexualmente de mujeres.

“Efectivamente, si bien no está tan difundido su uso, se está empleando Burundanga en los boliches bailables para producir semi inconciencia y, concretamente, violar a las chicas”, confió el médico legista Miguel Maldonado. Incluso, “hay laboratorios clandestinos que la están produciendo”, alertó el perito. Lo que empeora las cosas es que “es de fácil elaboración”.

Asimismo, Sandra Barilari indicó que el uso de burundanga no se límita a los boliches: «Es un mito, los agresores tambián pueden usarla en fiestas en casas de familia».

Sin embargo, aún permanece un elevado grado de desconocimiento entre los funcionarios: “Si bien sabemos que hoy hay un negocio alrededor de esto, no contamos con datos oficiales porque se desconoce cómo se esta vendiendo y a qué precio”.

“Hay quienes niegan lo que está pasando, pero lo cierto es que hay preocupación entre quienes se encargan de investigar este tipo de delitos”, confesó Maldonado. “El escepticismo –continuó- se da porque las víctimas no tienen visos de credibilidad. Hacen la denuncia por violación, pero no están lastimadas ni tienen señales de haber sido obligadas a tener relaciones contra su voluntad. Además, no pueden recordar qué fue lo que les pasó”. Pasividad complaciente y amnesia: las principales “ventajas” hipnóticas de la Burundanga, un narcótico utilizado hace siglos y empleado como narcótico.

En ese sentido, Barilari señaló que «es muy díficil tener una estadística del uso de burundanga en violaciones porque las víctimas no logran darse cuenta de lo que les sucedió».

Sucede que “este alcaloide inhibe la voluntad de la víctima llegando a reducirla prácticamente a cero, haciendo así posible la fácil manipulación de la víctima para cualquier fin, con la ventaja añadida de la pérdida de memoria una vez sus efectos desaparecen”, detalla la psicóloga Liliana Vázquez.

 

Comentários no Facebook