Hicieron trampa con WhatsApp en el examen para trabajar en el servicio penitenciario

0
686

SANTA FE.- Parece ser que nada colma la capacidad de asombro de los santafecinos. Las 800 aspirantes a ingresar al Servicio Penitenciario de esta provincia hicieron trampa y deberán rendir otra vez el examen de Cultura General porque se detectó que, antes de la evaluación, vía WhatsApp, circuló una copia de la prueba que todas aprovecharon para obtener excelentes notas en la evaluación. Pero las jóvenes que difundieron esa información -dos aspirantes- ya no podrán ser parte del equipo de trabajo y se investigará las responsabilidades del personal encargado del ingreso.

«Nos dijeron que estaban circulando entre las postulantes cuestionarios de algunos de los exámenes que se habían tomado. Más allá que la investigación continúa, hay dos personas directamente responsables, dos aspirantes que estaban prestando colaboración en la escuela, que fueron las que tomaron las fotos de los exámenes y las pusieron a circular. Así que ellas ya fueron desafectadas del servicio», explicó Pablo Coccocioni, secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia confirmó.

Para acceder a uno de los 200 puestos disponibles, los 800 aspirantes debían completar un examen de aptitud física, uno de conocimientos generales, un chequeo médico y dos entrevistas, una psicolaboral y otra personal

«Las 800 aspirantes que se inscribieron en la convocatoria de noviembre pasado para ingresar al Servicio Penitenciario deberán volver a hacer la evaluación hayan o no aprobado en la primera instancia», insistió el funcionario.

Para acceder a uno de los 200 puestos disponibles, los 800 aspirantes debían completar un examen de aptitud física, uno de conocimientos generales, un chequeo médico y dos entrevistas, una psicolaboral y otra personal. Con toda esa información se definirá quienes obtendrán alguna de las vacantes.

CASI LA MITAD NO SUELE APROBAR

«Superar la prueba de conocimientos general es muy importante porque es una de las instancias en la que se realiza mayor depuración. Se toman contenidos generales teniendo en cuenta lo que se estudia en el nivel medio. No son conocimientos específicos», aclaró Coccocioni, aunque reconoció que casi la mitad de quienes toman ese examen no lo aprueban.

Si bien aclaró que aún no estaban todos los exámenes corregidos porque quedaban varias fechas para que el resto de las jóvenes cumplan esa instancia, «esta es una instancia selectiva bastante importante, junto con la prueba de aptitud física y la entrevista. Así que es un filtro importante», marcó.

Resulta curioso lo sucedido porque al ser muy importante la cantidad de aspirantes, los exámenes comenzaron a tomarse en distintas fechas. A fin de evitar situaciones que pongan en riesgo la integridad de la evaluación se armaron distintos temas para distribuir entre las jóvenes.

Lo que no se pudo comprobar aún es si solicitaron dinero a cambio de dar a conocer por anticipado cuáles serían los temas que abordarían los exámenes

Según se detalló, un par de aspirantes encontró algunas de esas evaluaciones mientras colaboraba con distintas tareas en la Escuela Penitenciaria y le tomaron fotografías que, luego, difundieron a través de WhatsApp. Lo que no se pudo comprobar aún es si solicitaron dinero a cambio de dar a conocer por anticipado cuáles serían los temas que abordarían los exámenes, ni a cuántas personas llegó ese material.

«Como medida urgente se decidió anular todos los exámenes y tomarlos de nuevo porque esto no podía esperar hasta la conclusión del sumario ya que la selección está en marcha. En función de eso, la Secretaría de Asuntos Penitenciarios definió dejar sin efectos los resultados de los exámenes que ya se habían tomado y realizar una nueva convocatoria a todas las inscriptas. Las nuevas evaluaciones se tomarán el 12 y 13 de febrero», señaló el funcionario.

Comentários no Facebook