Llaryora entregó aportes económicos correspondientes al Plan Vida Digna en la ciudad de San Francisco.

0
422

El vicegobernador de Córdoba, Martín Llaryora, presidió el acto en que 85 familias de San Francisco recibieron el primer desembolso del crédito perteneciente al Plan «Vida Digna», que contempla la asistencia a familias en situación de carencia, para que puedan realizar mejoras edilicias en sus viviendas. El monto total de la ayuda que recibieron los vecinos de San Francisco es de 1.275.000 pesos.

 

«Sabemos que estamos en un momento muy difícil de la economía. En un momento en el cual las dificultades en Argentina nos llevan a saber que tenemos cuatro de cada diez hermanos argentinos que están en la pobreza», expresó Llaryora.

 

Acompañaron al vicegobernador, el intendente de San Francisco, Ignacio García Aresca, la legisladora provincial Graciela Brarda y el secretario de Desarrollo Económico, Social y Educativo de San Francisco, Marcelo Moreno.

 

El programa «Vida Digna» es gestionado a través de la Dirección General de Desarrollo Económico, Social y Educativo de la Municipalidad de San Francisco y, según se anticipó en el acto, para el año próximo está previsto un cupo de 100 créditos. Cada beneficiario recibió un cheque por 15 mil pesos para iniciar las obras de remodelación en su hogar.

 

El vicegobernador consideró inaceptable esta situación, tanto desde el punto de vista político como moral. «Cuatro de cada diez hermanos en la pobreza nos tiene que hacer repensar cuáles han sido todos los roles y saber que las cosas se han hecho mal, porque Argentina es un país para estar mucho mejor», afirmó.

 

Llaryora refirió que cuando hay tal nivel de pobreza como el actual en el país, no se puede esperar a la evolución del mercado y el proceso de inversiones, sino que el Estado debe jugar un rol activo para tender una mano solidaria a los que menos tienen.

 

«Tenés que estar todo el día acompañando y apoyando al mercado para que algún día produzca los puestos de trabajo que necesitamos tener, pero en el mientras tanto, generar las condiciones sociales y económicas para que ninguno más caiga y todos puedan estar un poco mejor», sostuvo.

 

Llaryora defendió la aplicación de políticas solidarias, pese a las críticas que pueda despertar que se subsidie a los sectores más desfavorecidos.

 

Tras enumerar los programas que desde el Gobierno Provincial se aplican para atender las necesidades sociales, el vicegobernador pidió comprensión a la sociedad ante la pobreza y la falta de recursos de vastos sectores de la población.

 

«Muchas veces nos preguntan por el futuro, si se puede predecir. Y nosotros decimos que sí, se puede predecir construyéndolo», remarcó.

 

En tal sentido abogó por la existencia de «un Estado con corazón», que se ocupe de las desigualdades sociales y el mejoramiento de las condiciones económicas en general,  enfatizando que «la mejor política no es un subsidio sino que es un buen trabajo».

Comentários no Facebook