José López rechazó las acusaciones y apuntó contra Cameron

0
678

10/11/2016 caso Skanska

José López rechazó las acusaciones y apuntó contra Cameron

El detenido ex secretario de Obras Públicas afirmó que su área no intervino en nada relacionado con la adjudicación de obra pública a la empresa sueca Skanska y deslindó responsabilidad en la Secretaría de Energía que condujo Daniel Cameron.

Además, rechazó que el empresario y contador Andrés Galera, mencionado como presunto intermediario en las gestiones con Skanska, sea su testaferro y dijo que lo conocía de la «Cámara de la Vivienda» pero sin tener mayores vínculos con él.
«Mi área no intervino en nada» relacionado con el proyecto para ampliar los gasoductos norte y sur adjudicado a la empresa Skanska porque «el proyecto era competencia de la Secretaría de Energía», sostuvo López al prestar declaración indagatoria hoy ante el juez federal Sebastían Casanello, informaron fuentes judiciales.
El ex funcionario procesado y bajo prisión preventiva por enriquecimiento ilícito, se negó a responder preguntas y sólo hizo un descargo hablado en el que rechazó las acusaciones en su contra en el marco de este expediente, en el que se lo señala por el supuesto cobro de sobornos para adjudicar las obras.
Se trata del primer escándalo de corrupción que salpicó a la gestión kirchnerista, en el que se denunció el pago de «comisiones indebidas» por parte de empresarios de Skanska a funcionarios del gobierno.
A diez años de la apertura de la causa judicial, en el 2006, López fue indagado hoy por primera vez: ante el juez, enumeró resoluciones y normativas, y relativizó su vínculo con el empresario y contador Andrés Galera, a quien se señala como su supuesto testaferro en el marco de este expediente.
El ex funcionario, segundo del ex ministro de Planificación Julio De Vido durante todos los años de gestión del Frente para la Victoria, dijo que conocía a Galera de la «Cámara de la Vivienda» pero que no tenía mayores vínculos con él.
En la causa por enriquecimiento ilícito que tramita en el juzgado de Daniel Rafecas, Galera está procesado como supuesto testaferro por ser el verdadero dueño de la casa de la localidad bonaerense de San Fernando donde vivía López hasta ser detenido, el 14 de junio pasado, y de la que figuraba como inquilino.
En tanto, en la causa Skanska, para mañana está citado el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, también sospechado de haber participado del entramado de sobornos que se enmascaró con la emisión de facturas falsas por parte de la empresa sueca.
López fue trasladado por la mañana desde la cárcel de Ezeiza e ingresado con chaleco antibalas y casco al juzgado de Casanello en el cuarto piso de Comodoro Py 2002.
López y De Vido fueron citados a indagatoria a fines de agosto pasado, cuando el juez hizo lugar a un pedido del fiscal Stornelli, pero el trámite sufrió postergaciones ante planteos de las defensas y finalmente se concretó ahora.
López está detenido desde el 14 de junio pasado, cuando fue sorprendido con un arma de guerra y bolsos con casi nueve millones de dólares que intentaba ocultar en un monasterio de la localidad bonaerense de General Rodríguez.
Desde entonces, fue procesado por enriquecimiento ilícito y está a disposición del juez federal Daniel Rafecas.
Tanto él como De Vido fueron indagados ya en otras causas por hechos de corrupción.
La semana pasada ambos tuvieron que presentarse ante el juez federal Julián Ercolini para declarar en la causa que investiga el presunto direccionamiento de obra pública a favor del detenido empresario Lázaro Báez en Santa Cruz durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.
También fueron indagados en la causa por defraudación en la construcción de viviendas sociales del programa «Sueños Compartidos», de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, a cargo del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi.
Pero Skanska es la causa más antigua abierta en su contra: fue cerrada con sobreseimientos en el 2011 por la Sala I de la Cámara Federal porteña y reabierta en abril pasado por orden de la Cámara Federal de Casación Penal, que validó como prueba una grabación telefónica en la que un directivo de Skanska aludía al pago de sobornos.
Al pedir las indagatorias, Stornelli sostuvo que De Vido y López son sospechosos de «cohecho» y de defraudación al Estado Nacional mediante el cobro de sobreprecios en la construcción de los gasoductos Sur y Norte, que estuvo cargo de Skanska y de las firmas Transportadora de Gas del Sur y Transportadora de Gas del Norte, ambas del grupo Techint.
Además del cobro de «comisiones indebidas», les imputó formar «parte de la maniobra defraudatoria» en perjuicio de la administración pública y ser responsables «negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas» para favorecer a la constructora sueca.
A lo largo de la investigación que ya lleva una década fueron procesados responsables de la firma sueca, ex funcionarios como Cameron y otros, pero todos quedaron sobreseídos cuando se cerró la causa.
Ahora la Justicia tiene que resolver sobre un planteo de «cosa juzgada írrita» hecho para anular estos sobreseimientos, basado en que al momento de dictarlos, no se contaba con la grabación telefónica como prueba válida para ser usada contra los acusados.
Para leer el cable de la noticia acceder a:
https://cablera.telam.com.ar/cable/415685

También te puede interesar



elecciones en Estados Unidos

Cristina Kirchner: “El pueblo de Estados Unidos buscó a alguien que rompa con el establishment económico”



Iglesia Católica

El Episcopado argentino le envió una carta al Papa para expresarle su «apoyo»



Elecciones en Estados Unidos

Macri: los legisladores que participaron de las elecciones en EE.UU. habrán considerado “importante participar de ese evento político»


José López rechazó las acusaciones y apuntó contra Cameron
Todo sobre nacionales

Comentários no Facebook