Utopians empieza a dosificar su rabia

0
448

Utopians Todos nuestros átomos

Popart Discos – 3 estrellas y media

Algo para aplaudirles a los Utopians es su vocación de ampliar la paleta de colores en cada disco. Después de un comienzo en la ortodoxia garagera, no es que se hayan reinventado a pleno, pero sí se han atrevido a bajar las revoluciones, probar nuevos sonidos de guitarra, perderle el miedo al pop, cantar con melodía y volver a la rabia cuando amerita. Del mismo modo parecen avanzar cronológicamente en su lista de influencias, abrevando en los primeros 80, en movimientos como el new romantic y bandas como The Cure o Siouxsie and the Banshees. Quienes se hayan salteado etapas de esta evolución y recuerden al grupo en su momento más visceral, se sorprenderán con temas como «Maravilla», elegante y a la vez retorcido, con una Barbi Recanati que se desliza sobre el arpegio como si cantara bajo marquesinas de neón a las cinco de la madrugada. «Los ríos» es pura new wave aeróbica y «Lo tuyo» recuerda al U2 pre The Unforgettable Fire (1984) con sus punteos sostenidos en los que compiten la épica y la frialdad. Pero entre todo eso hay digresiones, como el country & western de «Fuego» y la psicodelia desértica alla Black Rebel Motorcycle Club de «Tan solos». Si en cada álbum agregan un sabor al cóctel, el de éste es la oscuridad, rasgo que les suma un plano y los deja igual de intensos, pero bastante más misteriosos.


Utopians empieza a dosificar su rabia
Noticias del Espectáculo , la Música y la Farndula

Comentários no Facebook