Shirley Manson: “Me gustaría ver a una mujer en la Casa Blanca”

0
692

Este año Shirley Manson cumplirá 50 con el pelo rosa, casada con el ingeniero de sonido Billy Bush y conforme con su decisión de no tener hijos ni carrera solista (se fue de Geffen Records cuando le pidieron que se convirtiera en «la Annie Lennox de su generación»). En 2009 se probó como actriz como la Terminator Catherine Weaver en The Sarah Connor Chronicles, hasta que cancelaron la serie. Garbage tomó el camino independiente con su sello StuntVolume y Shirley volvió a priorizar la banda, que ahora edita Strange Little Birds su sexto disco de estudio, a 23 años de su formación. «Me siento tan frustrada, nunca seré tan grande como quiero ser», canta en las primeras líneas de «Empty», el primer single. Grabado parcialmente en el sótano de Butch Vig, el disco enfrenta dos de sus inclinaciones sonoras: la experimentación con atmósferas electrónicas y el revival del alt-rock pesimista de los 90. Fue concebido antes y después de la gira 20 Years Queer, de 2015, en la que tocaron todas las canciones de su debut homónimo. «Fue muy intenso. La gente lloraba, se reía, bailaba, se abrazaban. No esperábamos esa clase de reacción. Podías ver que esas canciones habían significado mucho para ellos. Creo que todos viajamos a algún momento del pasado», dice sobre el tour. «Pero ya volvimos al presente.»

¿De qué formas está presente el pasado de Garbage en Strange Little Birds?

Creo que encaramos mentalmente este disco con el arrojo del primero, porque lo hicimos liberados de cualquier expectativa. Me parece que es muy diferente de los dos anteriores. Siento que es más cinemático y más emocional. Y suena muy oscuro por momentos.

¿Influyó la gira 20 Years Queer en el sonido?

No en un nivel consciente. El nombre es muy actual, ¿no? No sólo porque la canción «Queer» con el tiempo se convirtió en un himno LGBT, sino que por alguna razón, a más de 20 años de nuestros inicios, todavía nos sentimos outsiders.

Después de todo el drama con Geffen Records, ¿descartaste por completo la idea de un disco solista?

Es que siempre amé estar en una banda. La idea de juntarte a colaborar, de que todos dejen el ego de lado para crear algo más grande que ellos mismos, me parece romántica. Sé que estar en una banda para muchos se puede volver tedioso y hasta insalubre, pero no pasa en esta familia. Si en algún momento llegara a sentirme infeliz en la banda, probablemente lo consideraría, pero ahora no deseo hacer nada por fuera.

Como una famosa que abraza internet desde la era de los blogs, ¿cómo respondés a la creciente violencia en las redes sociales?

No me molesta tanto la agresión como la falta de argumentos. Si alguien quiere ser un crítico venenoso, pero tiene un punto interesante, soy capaz de dialogar con esa persona y responderle. Pero generalmente los más violentos son los menos interesantes. Los omito completamente. Sinceramente no me afecta lo que dicen.

Muchos fans se sintieron frustrados con el final abrupto de The Sarah Connor Chronicles. ¿No te hubiera gustado saber cómo seguía tu personaje?

Ah, pero yo sí sé cómo sigue el personaje. El productor nos explicó cuáles eran sus intenciones antes de que cancelaran la temporada y yo le pedí que me contara todo. De cualquier manera, hay que dejarlo ir. Así es la vida. Las cosas buenas se terminan cuando menos lo esperás. Tenemos que adaptarnos y seguir adelante. Igual me encantaría seguir actuando.

Interpretaste a un robot bomba en el video de «The World Is Not Enough», y después fuiste una Terminator. ¿Te gustaría seguir en esa línea de personajes?

Sí, quiero hacer más. El sci-fi es lo que más me motiva. No dejé de ir a castings, pero bueno. creo que lo que sea justo para mí vendrá en algún momento, si tengo suerte.

Como una feminista extranjera que vive en Estados Unidos, ¿te entusiasma más tener a Hillary Clinton como presidenta o preferís a Bernie Sanders?

No puedo votar acá todavía. Me gustaría ver a una mujer en la Casa Blanca, por supuesto, pero creo que hay que votar a un candidato por lo que apoya y no por su género. En ese aspecto, Bernie Sanders es el que más dice lo que pienso. El tendría mi voto. Pero lo que quiero decir de las primarias de Estados Unidos es que me deprime el nivel de debate en el lado republicano. La posibilidad de que gane Trump es tan triste.

De Taylor Swift a Beyoncé, cada vez más mujeres del pop se proclaman feministas. ¿Cómo ves el hecho de que abracen esa autodefinición desde lugares diferentes?

Tomo el feminismo con brazos abiertos, en cualquier forma que venga. Nunca entendí al feminismo como algo uniforme. Que se deje de demonizar la palabra es un avance. Si cualquier hombre o mujer toma la palabra para una postura en favor de la igualdad, tiene un gran valor para mí. Me emociona.

Por Gabriel Orqueda


Shirley Manson: “Me gustaría ver a una mujer en la Casa Blanca”
Noticias del Espectáculo , la Música y la Farndula

Comentários no Facebook