La Provincia gestiona un crédito de 540 millones para recuperar casas y obras

0
627

El Gobierno provincial aguarda que el ministro de Economía, Axel Kicillof, apruebe el otorgamiento de un crédito a Córdoba por 540.665.000 de pesos, con el cual se cubrirá el 60 por ciento de las necesidades de reconstrucción de 250 viviendas e infraestructura perdida por las inundaciones en las Sierras Chicas, situación que luego se extendió a otras regiones. El pedido para que se acelere al máximo posible ese préstamo –a tres años de plazo, con un interés de tasa Badlar más “un par de puntos– será a la vez objeto de una reunión prevista para hoy al mediodía entre el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y legisladores nacionales por Córdoba de todas las bancadas partidarias.

El gobernador José Manuel de la Sota recibió ayer un llamado telefónico de Fernández quien requirió detalles de las necesidades más urgentes de la provincia, datos que ya había sido remitidos la semana pasada por los ministros provinciales Fabián López y Hugo Testa a Jorge Capitanich, quien luego se alejó del cargo.

De la Sota recibió en los últimos días el apoyo de los diputados y senadores de la oposición para gestionar la ayuda. Al aval del radical Mario Negri, quien había enviado una carta al propio Capitanich y ayer habló con Fernández, se sumaron el diputado macrista Héctor Baldassi y los kirchneristas Daniel Giacomino y Fabián Francioni.

La magnitud de la emergencia es tan mayúscula que también ayer el senador nacional del Frente Cívico y Social, Luis Juez, se sumó al pedido. Tras siete años de teléfono cortado, Juez dialogó con De la Sota para ponerse a su disposición.

“Es un momento dramático y creo que si todos los partidos le damos garantías a la Nación de que los fondos serán usados para obras de infraestructura, eso va a aportar tranquilidad tanto a la Provincia como a la Nación”, explicó uno de los más acérrimos adversarios políticos de De la Sota. También la bancada de legisladores provinciales del FCyS se puso a disposición.

El ministro de Infraestructura, Hugo Testa, explicó ayer que, según lo conversado, los 540.665.000 de pesos llegarían en ocho tramos. El primero de ellos alcanzaría 100 millones y para acceder a cada uno de los restantes tramos la provincia deberá rendir primero las erogaciones efectuadas.

Destino de los fondos

En cuanto al destino, unos 240 millones serán destinados a la reconstrucción y refacción de 250 viviendas dañas en las Sierras Chicas. Para ello, la Provincia prevé dos tipos de ayuda. 380 mil pesos para la construcción de nuevas unidades habitacionales y 140 mil para la refacción de casas dañadas. Ambos montos, aclaró Testa, no fueron fijados por Córdoba sino que se corresponden con las cifras estipuladas por la propia Nación para este tipo de asistencia.

Ayer, en diálogo con periodistas, De la Sota dijo que estos montos no serán reintegrables por los beneficiarios sino que constituirán un subsidio directo por parte de la Provincia. Todas las viviendas nuevas serán reubicadas respecto de su emplazamiento original con la participación de los municipios en la disposición del terreno.

Los otros 300 millones de pesos estarán destinados a la reconstrucción de la infraestructura perdida en materia de caminos, puentes, acueductos y servicios en general. En principio el foco estará puesto también en los daños producidos en Sierras Chicas, Jesús María y Colonia Caroya.

Sin embargo, está pendiente la evaluación de las nuevas pérdidas ocasionadas por la inundación en el centro de la provincia de Córdoba que sería objeto de otro análisis también para apuntar a la búsqueda de financiamiento.

De la Sota insistió ayer en que no habrá subas de impuestos ni tasas para sostener esta recuperación de la infraestructura. “Hay obras que sólo se pueden hacer con el acceso a créditos internacionales, a largo plazo”, comentó una fuente del Gobierno, al prever la necesidad de más recursos.

De los fondos que el crédito de la Nación aportará para la infraestructura (similar a uno que el gobierno de Daniel Scioli obtuvo tras las inundaciones en La Plata), dentro del primer tramo de 100 millones, la prioridad será la reconstrucción de acueductos. Eso se produciría en el primer mes. En el segundo mes, el cronograma apunta a las viviendas, dijo Testa.

Por su parte, Baldassi presentó un proyecto de ley para que la Nación destine 150 millones de pesos de ayuda y otro para que el Banco de la Nación otorgue créditos blandos a los municipios. “No hace falta que esto salga por ley, puede ser un decreto de necesidad y urgencia. Si fuera necesario, pediríamos una sesión especial”, explicó. Graciela Villata (FCyS) también consideró que el Congreso debe mediar.

Juez y Accastello

Valor. En el Gobierno provincial se apuntó como un dato de madurez política la vuelta al diálogo, en medio de la emergencia, del senador Luis Juez con José Manuel de la Sota.

Peronistas. También fue destacada la actitud del intendente de Villa María, Eduardo Accastello, quien en varias ocasiones conversó con el gobernador por la contingencia y de hecho quedó a la cabeza de la emergencia en su departamento

 

 

 

 

 

Fuente: La VOz del Interior

Comentários no Facebook