El mes próximo, se definiría la causa del “crucificado”

0
666

En el día de ayer se realizó una audiencia en los Tribunales de Rafaela, y en el mes próximo podría haber definiciones. Hay seis policías acusados y uno solo continúa detenido.

A casi un año del hecho que tuvo resonancia nacional, podría resolverse el futuro de los policías acusados de “crucificar” a Víctor Robledo, en la Comisaría de Frontera y luego dejarlo abandonado en inmediaciones del centro de San Francisco.

Ayer se realizó en los tribunales de Rafaela una nueva audiencia a puertas cerradas relacionada con el caso, y según lo que se pudo saber, el próximo mes se definirían las acusaciones que pesarán sobre cada uniformado para la posterior elevación a juicio o bien el sobreseimiento de algunos de ellos. De esta forma, comenzará  a terminarse esta causa que tiene seis policías acusados, cinco de ellos se encuentran en libertad, mientras que el responsable de la comisaría, Carlos Flores continúa detenido por ésta causa y por otro supuesto abuso cometido sobre otro detenido.

Según la investigación, la Fiscalía, explicó el relato de lo sucedido según las evidencias recabadas: el día 21 de mayo a las 7:00 hs. aproximadamente, dos empleados policiales se habrían dirigido al domicilio de la víctima – Robledo-, donde le hicieron saber que debía acompañarlos a la Comisaría por una denuncia penal en su contra. Luego de trasladarlo a la dependencia, lo alojaron en uno de los calabozos pero sin orden judicial. La víctima, permaneció en la Comisaría hasta las 02:00 hs aproximadamente del 22 de mayo, y durante ese tiempo estuvo sin poder dirigirse al baño o ingerir alimentos. A las 2:00 hs. fue retirado de su celda y en el patio de la dependencia, empleados policiales le dieron algunos golpes de puño en su abdomen y luego se le colocó un palo de madera de 1,40 de longitud por detrás de su cuello y hombros, sujetando ambos brazos al mismo mediante precintos de seguridad. Además, se le colocaron cintas de embalar y de papel para cubrir por completo su cuerpo, dejando al descubierto sólo la nariz. Finalmente, fue llevado en una camioneta policial a un sector de la ciudad de San Francisco (lindante a pocas cuadras), donde fue hallado a las 02:30 hs. aproximadamente por efectivos de la Policía de Córdoba.

Los hechos fueron atribuidos por los Fiscales, a cada imputado según su intervención en los sucesos. A Gerbaldo y Monjes -quiénes detuvieron a Robledo sin orden judicial, es decir, de manera ilegítima y sin respetar los procedimiento- se les atribuye el delito de privación abusiva de la libertad, a Gómez se le agrega falsedad ideológica por modificar documentos públicos. Campos, sub jefe de la comisaría VI, fue acusado de privación abusiva de la libertad y severidades, – ingresó a las 9:30 hs del 21 de mayo, y debió haberse enterado de todos lo que había sucedido, “él no puede haber desconocido que Robledo estaba detenido, y de manera ilegítima”-. Las severidades se deben a que la víctima no recibió ni alimento, ni bebida ni se le permitió ir al baño.

Flores, jefe de la comisaría VI, se le atribuyeron los cargos de privación abusiva de la libertad, vejaciones, severidades y apremio ilegal. Permaneció por diferentes momentos, y regresó a la tardecita, por lo que tampoco pudo desconocer la detención de Robledo.

Luego, Flores fue acusado de haber visitado a Robledo después de que el hecho tome estado público para convencerlo de que modifique su testimonio, hasta incluso le ofreció dinero. Días después del encuentro la víctima se acercó a la Fiscalía de San Francisco y declaró haber inventado el testimonio anterior por venganza.

Además, la Fiscalía mencionó que al Jefe de la Comisaría, Flores, se lo acusa en otro caso por tortura.

 

 

 

 

 

 

Fuente: eltiempomultimedia.com.ar

Comentários no Facebook