CFK aumentó la ayuda escolar y anunció nuevas inversiones en infraestructura educativa

0
610

La mandataria también defendió los acuerdos con China, destacó el avance de la economía y tuvo elogios para Randazzo y Recalde por Aerolíneas.

BUENOS AIRES – La presidenta Cristina Fernández de Kirchner manifestó que el Gobierno nacional sigue “dando cobertura a todos los niños y a la educación porque es un instrumento fundamental para la formación de los argentinos”, al anunciar desde la Casa de Gobierno por cadena nacional un aumento de la cuota anual de ayuda escolar.
La cuota, que pasa de 510 pesos a 700, alcanzará también a los chicos de la sala de cuatro años a partir de la nueva ley de obligatoriedad, por lo que, según anunció Cristina, se han “incorporado a 177.000 argentinitos con esta nueva ayuda”.
De esta manera, la jefa de Estado especificó que los que cobrarán esta cuota de ayuda son 177.000 chicos de la sala de 4 años; 264.000 de la sala de cinco; de seis a doce años -la escuela primaria- 1.712.000 chicos; y de trece a diecisiete años -escuela secundaria-, 1.074.000, lo que implica un incentivo a la educación de más de 2.258.900.000 de pesos.
En ese sentido, el aumento de la ayuda escolar anual del 37,25% que beneficiará a 3.227.000 niños y a 2.016.800 familias argentinas.
Previo a la cadena nacional, la presidenta inauguró una planta industrial, entregó un predio para esparcimiento a la Unión Obrera Metalúrgica, y aportes para escuelas al presentar la segunda etapa de un plan en materia de inversión educativa que alcanza en las dos etapas 1.500 millones de pesos para la construcción de escuelas, grandes refacciones e infraestructura recreativa.
En ese sentido, la mandataria recordó que la primera etapa de este plan se anunció el 15 de diciembre pasado y que ya se están construyendo 41 playones deportivos en diferentes municipios y provincias argentinas además de 150 obras en ejecución de nuevas escuelas y grandes refacciones por 600 millones de pesos.
Por otra parte, la Presidenta afirmó que uno de sus «orgullos más grandes» es «haber hecho realidad el sueño de millones de argentinos», que es «la reindustrialización de la Argentina, que había sido arrasada por el neoliberalismo» y por «el desmantelamiento progresivo e inexorable del estado» desde 1976.
Por otra parte, consideró que su gobierno «siempre ha defendido el trabajo argentino», por lo que «se merece algo de crédito”, al rechazar las críticas que desde algunos sectores industriales se formularon en relación al acuerdo con China, al pronunciar su discurso.
“¿Alguien puede dudar de nuestra vocación de defender el trabajo de los argentinos? No vamos a perjudicar la producción con el acuerdo que firmamos con China”, señaló la jefa de Estado al hablar en Cadena Nacional desde Casa de Gobierno.
En la misma línea, Cristina sostuvo que “si hay alguien» que confía en el Gobierno «son los trabajadores, los otros siempre nos jorobaron”, y señaló que “cuesta comprender que quienes se van a beneficiar, escupan el asado”.
«Hay intereses políticos cuando se enfrenta a un gobierno por el mero hecho de enfrentarlo, a veces pareciera que aramos en el mar” con el empresariado, sostuvo y señaló la influencia de la empresa Techint, en la interna producida dentro de la Unión Industrial Argentina, respecto a los acuerdos con el Gigante Asiático.
La Presidenta también remarcó la recuperación de Aerolíneas Argentinas y felicitó a su presidente Mariano Recalde  al anunciar que según una encuesta internacional de la agencia Dreams, 90.000 pasajeros eligieron a la línea de bandera argentina en el puesto 22 entre más de 400 líneas aéreas.

Desendeudamiento
En una parte de su mensaje a los argentinos, la mandataria, se refirió a los logros en materia de desendeudamiento. «Argentina es uno de los cinco países de todo el mundo que ha logrado bajar su ratio de deuda y hoy lo tiene en negativo», dijo.
«El mundo debe tres veces más de lo que produce. Ha sido mucho más grande el crecimiento de la deuda que el de la actividad económica», destacó la mandataria.

Randazzo
Por otra parte, la Presidenta expresó que entendía cuando el ministro del Interior y precandidato presidencial por el kirchnerismo, Florencio Randazzo, acusado por los fondos buitre de enriquecimiento ilícito, «se enojó tanto».
«Por favor, que todos los que sean candidatos puedan exhibir las declaraciones juradas de los últimos 15 años y explicarnos cómo viven», reclamó Cristina en ese sentido, y aseguró que ello «contribuiría a la transparencia que se reclama desde muchos lados y no se cumple».
«Tenés que sentirte honrado de este ataque, lo veo como una cucarda, un galardón», le dijo la Presidenta a Randazzo, a quien tenía en pantalla desde la estación Vicente López, desde donde ya habían hablado por videoconferencia.
Y la jefa de Estado fue más allá: «Si fueras un buen candidato para ellos, estaríamos en problemas».
Al finalizar su discurso la presidenta recalcó que “Argentina no es el corral de nadie, no es el patio trasero de ningún país”, y agregó:  “Los argentinos son gobernados por los argentinos. No somos un país de cuarta ni una republiqueta bananera. No toleramos presiones de ningún tipo”, señaló la mandataria.

 

Fuente: LM de Córdoba

Comentários no Facebook