Mantuvieron dos meses con vida a una mujer para que dé a luz a su bebé

0
702

Una mujer estadounidense embarazada con muerte cerebral recibió respiración artificial durante siete semanas para permitir que su bebé siguiera desarrollándose en el útero.

Con la ayuda de la ciencia, el pequeño nació por cesárea el pasado 4 de abril, y el miércoles recibió el alta en el hospital Metodista para Mujeres en Omaha, Nebraska.

Ángel Pérez pesó poco más de un kilo cuando nació y aumentó casi dos kilos en su internación.

Mientras que su mamá, Karla Pérez, de 22 años, perdió el sentido en su casa de Waterloo a principios de febrero tras sufrir un fuerte dolor de cabeza.

Los médicos descubrieron que sufría una hemorragia cerebral y llegaron a la conclusión de que presentaba un coma irreversible.

Cuando Karla sufrió la hemorragia cerebral, su familia pidió a los médicos que hicieran todo lo posible para salvar al bebé.

Tenía 22 semanas de gestación y no podía sobrevivir fuera del útero materno. Días después de la cesárea, la mamá falleció y sus órganos fueron donados.

Un equipo de más de 100 médicos, enfermeras y personal de apoyo mantuvo a Pérez viva durante casi dos meses, y cuando su estado empeoró, el 4 de abril, la hicieron dar a luz.

El pequeño estuvo internado en la terapia intensiva neonatal.

El bebé ya está en su casa en Waterloo con sus abuelos maternos, Modesto y Berta Jiménez, en un arreglo que, según la vocera del Sistema Metodista de Salud, Claudia Bohn, fue aprobado por el padre del niño.

 

Comentários no Facebook