Comenzó el ciclo lectivo 2021 con clases presenciales

0
111

 

Si bien no hubo acto oficial como cada año debido a la pandemia, autoridades municipales y de Inspección Técnica del Ministerio de Educación de la provincia, estuvieron presentes en la escuela Rio Negro.

“Estamos muy contentos por haber vuelto a la presencialidad en las escuelas y, a falta de un acto de inicio del ciclo lectivo, hoy queríamos acompañar a esta escuela en representación de todas las de la ciudad ya que posee una matrícula importante de 470 alumnos en los dos turnos”, manifestó el secretario municipal de Desarrollo Económico, Social y Educativo Marcelo Moreno, tras compartir el saludo y las felicitaciones a alumnos, docentes, personal no docente y directivos de parte del intendente Ignacio García Aresca.

En cuanto a las expectativas para el ciclo lectivo 2021, el funcionario municipal se esperanzó diciendo: “Creemos que podemos mantener la presencialidad durante el resto del año, que se apliquen los protocolos y no surjan complicaciones. La mejor manera para los chicos y los docentes es que vengan a las escuelas”, agregó Moreno, quien a su vez recordó que se viene trabajando desde que se retomaron las actividades en los colegios hace ya varios días, “colaborando en lo que está a nuestro alcance para que las escuelas puedan estar preparadas como fue la entrega de insumos a través del FODEMEEP”.

Por último, el secretario municipal desatacó y agradeció a las asociaciones cooperadoras de las escuelas “ya que sabemos lo necesarias que son en el contexto en el que vivimos y desearles lo mejor para este año”.

La inspectora de Educación Primaria, Azucena Sánchez dijo por su parte: “Es un desafío enorme la vuelta a la presencialidad. Las escuelas de San Francisco han podido trabajar la posibilidad de recibir a los estudiantes de la mejor manera, de un modo acogedor, cariñoso, amable a las familias. Preparadas todas con el protocolo oficial que se vino trabajando desde los primeros días de reincorporación de los docentes. Directivos y docentes, en función de preparar vinculaciones con las familias y los estudiantes que sean efectivas, que permitan a los niños la vuelta a clases y volver a retomar el oficio de estudiantes y docentes donde se preparen aprendizajes potentes porque van a ser grupos totalmente distintos a lo habitual. En escuelas de grados de 30 alumnos pasamos a trabajar con grados mucho más reducidos y donde esperamos que se puedan concretar buenas enseñanzas, buenos aprendizajes y que esta vuelta sea cuidada, con seguridad para todos y con las mejores expectativas”, concluyó.

Gabriela Lahournere, directora de la escuela Río Negro, sostuvo: “Es una inmensa alegría poder volver a la presencialidad después de un año bastante complicado como fue el 2020. Están todos muy contentos, tanto la comunidad educativa, docente, padres, personal, porque realmente era una situación muy esperada por todos”.

Laournere explicó que debido a este sistema bimodal, que combina presencialidad con virtualidad, regresaron a las aulas aproximadamente 200 estudiantes: “Tenemos una matrícula muy grande, entonces dividimos en burbujas de 15 alumnos por grado. Cada burbuja tiene un distintivo de color entonces podemos distinguirlos de manera más rápida y eficaz”, agregó.