Qué se sabe del avión de Sriwijaya Air desaparecido y por qué Boeing vuelve a estar en la mira

0
69
El trayecto que debía cubrir el vuelo

El avión de Sriwijaya Air salió de la capital de Indonesia con destino a otra ciudad del país, Pontianak. Se perdió el rastro 4 minutos después del despegue, sobre el mar de Java.

Un Boeing 737 que transportaba a más de 60 personas, de las cuales 56 son pasajeros -incluidos tres bebés y siete menores- y seis tripulantes, desapareció este sábado sobre el mar de Java después de caer en picada poco después de despegar de Yakarta.

El vuelo de Sriwijaya Air, el SJY182, despegó este sábado de la capital de Indonesia y se dirigía a Pontianak, en la provincia de Kalimantan Occidental, cuando perdió el contacto con la sala de control, de acuerdo a lo que publicaron medios locales.

Un Boeing 737 (Adek BERRY / AFP / Archivo)

Con los años, el modelo pasó a ser uno de los más elegidos por las aerolíneas rusas, que los adquirían de segunda mano para reemplazar a los antiguos aviones soviéticos.

En Sudamérica, Argentina y Chile también se mostraron interesados en el modelo. En 1997, la Fuerza Aérea de Chile lo compró para ser utilizado como avión presidencial, mientras que el Gobierno de Néstor Kirchner lo adquirió en 2004 para que forme parte de la flota oficial, como reserva del Tango 01.

Desde que comenzó a operar, el 737-500 sufrió cinco accidentes fatales aéreos, incluyendo el protagonizado hoy por Sriwijaya Air.

El primero tuvo lugar el 26 de julio de 1993, cuando un avión de Asiana Airlines se estrelló contra una montaña y terminó con la vida de 68 de los 110 pasajeros.

El segundo fue el 7 de mayo de 2002 luego de que el 843 de EgyptAir cayera arribando a la capital de Túnez. Murieron tres de los seis tripulantes y 11 de los 56 pasajeros.

El 14 de septiembre de 2008, el 821 de Aeroflot, operado por Aeroflot-Nord, se estrelló poco antes de su llegada a Perm, Rusia. En el accidente fallecieron 82 pasajeros y seis miembros de la tripulación.

El último antes del de hoy sucedió el 17 de noviembre de 2013 cuando el 363 de Tatarstan Airlines con destino a Moscú chocó cerca del aeropuerto internacional de Kazán. Fallecieron los 44 pasajeros y seis tripulantes a bordo.

El accidente de hoy en Indonesia vuelve a poner en la mira a Boeing, que nuevamente es protagonista de un infortunio aéreo con uno de sus modelos 737, tras la prohibición a volar impuesta por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) hace dos años a su 737 MAX, tras los incidentes de las aerolíneas Lion Air en octubre 2018 y Ethiopian Airlines en marzo 2019.

El primero sucedió en un vuelo de Yakarta a Pangkal Pinang cuando el avión se estrelló en el mar 13 minutos después del despegue, con 189 personas a bordo (181 pasajeros, seis tripulantes de cabina y dos pilotos). El accidente terminó con la vida de todos los que se encontraban en la nave. Este es el incidente aéreo más mortal que involucra a todas las variantes del Boeing 737 y fue el primero de un Boeing 737 MAX.

El segundo ocurrió en un vuelo de Addis Abeba a Nairobi. El avión se estrelló seis minutos después del despegue, matando a las 157 personas a bordo: 149 pasajeros y 8 miembros de la tripulación. El avión tenía solo cuatro meses en el momento del accidente.

Un Boeing 737 Max 8 de Ethiopian Airlines permanece en tierra en el aeropuerto internacional Bole en Adis Abeba, Etiopía. (AP Foto/Mulugeta Ayene, archivo)

A partir de entonces, numerosas autoridades de aviación de todo el mundo dejaron en tierra la serie 737 MAX, y muchas aerolíneas decidieron hacer lo mismo de forma voluntaria. El 13 de marzo de 2019, la FAA se convirtió en la última autoridad en prohibir la aeronave, revirtiendo su postura anterior de que el MAX era seguro para volar.

Recientemente, Boeing, acusado el pasado jueves de haber engañado a las autoridades en el proceso de aprobación de su accidentado modelo 737 MAX, reconoció su responsabilidad y aceptó pagar más de 2.500 millones de dólares por saldar ciertas demandas.

La compañía aceptó pagar a Estados Unidos una multa penal de 234 millones de dólares, así como 1.800 millones de dólares a sus clientes y 500 millones de dólares para un fondo destinado a indemnizar a los parientes de las víctimas de los accidentes de Lion Air y de Ethiopian Airlines.

Fuente:Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here