La boleta corta, a las puertas de conseguir las ansiadas dos bancas

0
35

La lista corta de Hacemos por Córdoba consiguió ayer el 16,7% de los votos en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) y quedó a las puertas de renovar las dos bancas que pone en juego el peronismo cordobés en Diputados, el objetivo de máxima que se había planteado el gobernador Juan Schiaretti.

El corte de boletas para el peronismo cordobés tuvo aportes de los principales competidores presidenciales: Juntos por el Cambio perdió casi nueve puntos porcentuales en su tramo de diputados (48,2% a 39,04%) y el Frente de Todos otros seis (30,4% a 23,2%). Consenso Federal, que lleva a Roberto Lavagna como candidato a presidente, cedió casi dos puntos más (7,9% a 5,22%) entre tramo y tramo de la boleta. Con estos cortes, se podría explicar cómo combinaron sus preferencias presidenciales los votantes del peronismo cordobés.

Además, hubo 64.213 votos nulos en el tramo de diputados (26.753 más que en el tramo presidencial), que según los voceros de Hacemos por Córdoba, perjudicaron sobre todo a la boleta corta porque se duplicó el tramo para diputados, en vez de cortar y desechar la candidatura que venía pegada con la fórmula presidencial. También hubo más nulos en el tramo: 87.876 contra 78.424.

Estos poco más de 35 mil votos perdidos serán el objetivo de la campaña de Hacemos por Córdoba para octubre, que de todos modos hoy ya tendría aseguradas las dos bancas porque si se cuentan los votos afirmativos (sin blancos ni nulos), tal como se hará en octubre, Hacemos por Córdoba con sólo mantener sus 335.836 votos llegaría al 17,15% e ingresarían por el sistema D’Hont tanto Carlos Gutiérrez como Claudia Martínez.

El resultado fue celebrado por el gobernador, quien en Twitter agradeció “el apoyo otorgado por los cordobeses a la lista de los precandidatos de Hacemos por Córdoba”. “Córdoba necesita tener en el Congreso de la Nación diputados que defiendan los intereses de nuestra provincia para que el progreso no pare. Los convoco para que en octubre nos acompañen y redoblemos el esfuerzo para que más cordobeses nos vuelvan a elegir con su voto”, instó.

Sin datos, el fantasma del 6,87% en el precedente de la boleta corta en 2011 (que derivó en que se levantara la lista para la general) quedó despejado ayer, con un resultado que se emparentó más al de la primera vuelta de 2015 para diputados nacionales, cuando luego de que José Manuel de la Sota quedó afuera en las Paso y Unión por Córdoba consiguió el 21,12% de los votos para garantizarse las dos bancas que ahora buscan retener.

“Esto nos permitiría alcanzar seguro un diputado de nuestra lista. Vamos a trabajar para alcanzar dos diputados para defender las necesidades que tiene cada provincia y, sobre todo, las de Córdoba. Sobrepasamos las expectativas”, destacó el vicegobernador electo, Manuel Calvo.

En la interna de Juntos por el Cambio, la lista que llevaba como cabeza a Mario Negri consiguió el 95,69% de las adhesiones. Somos Cambio, de Javier Fabre, logró 2,3%, y la Blanca y Roja de Miguel Nicolás, apenas 2%.

Consiguieron superar las Paso, pero muy lejos del umbral del 9% necesario para llegar a una banca, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (2,94%), Encuentro Vecinal Córdoba (2,32%) y Unite (2,06%).

Quedaron fuera de competencia para octubre los diputados del Frente Despertar, de José Luis Espert (que llevó tres listas a las Paso), el Movimiento de Acción Vecinal y Unión Popular.

FUENTE: La Voz


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here