Fernández-Fernández: «Queremos que la gente vuelva a ser feliz»

0
62

En un acto multitudinario frente al Monumento a la Bandera, los candidatos prometieron revertir las políticas que implementó el macrismo y poner fin a los padecimientos de la gente. 

«Quiero que la gente vuelva a ser feliz, a tener trabajo, que los pibes vayan al colegio a estudiar y no a comer, que los jubilados se vayan con la receta completa de la farmacia, que los científicos, los investigadores, puedan investigar y agregar valor», disparó anoche desde el escenario frente al Monumento a la Bandera la candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Kirchner.

Luego, el candidato a presidente, Alberto Fernández, propuso «construir una Argentina Federal». «Quiere decir que empecemos a pensar la Argentina desde el interior del país y no siempre desde mi querida ciudad de Buenos Aires», agregó.

La fiesta comenzó cerca de las 19 y le dio protagonismo a los gobernadores -en ejercicio y electos- y a los candidatos a gobernador del Frente de Todos, en especial al local Omar Perotti, que dio el batacazo en las elecciones. Alberto Fernández se encargó de saludarlos uno por uno, mientras Cristina saludaba a la multitud que se convocó desde temprano frente al Monumento a la Bandera de Rosario.

La ex presidenta tomó la palabra para abrir el acto y bromeó con su compañero de fórmula, tras lo cual se embarcó en una explicación respecto de por qué acompaña a Fernández. «Quiero que los argentinos vuelvan a ser felices. Necesitamos unir los esfuerzos de todos y de todas para poder dejar atrás esto tan feo que estamos viviendo como ciudadanos», sostuvo y confesó que «intuyó» las políticas que implementó el macrismo, aunque, dijo, «nunca» imaginó que «iba a ver las cosas que hoy estamos viendo y viviendo». «Nunca pensé volver a ver familias enteras viviendo en las calles», agregó.

Fue allí cuando un grupo empezó a corear el nombre del actual presidente e insultarlo. «Están esperando eso para seguir dividiendo a los argentinos. No les demos el gusto», los frenó CFK. También remarcó que el peronismo y las fuerzas que conforman el Frente de Todos dejaron sus diferencias de lado porque «fueron capaces de entender» la necesidad de la unidad. «Uno va a poder advertir claramente cómo fueron de a poco dividiéndonos y enfrentándonos para finalmente llegar al Gobierno para hacer esto que realmente nadie esperaba en esta profundidad de maltrato», siguió. «El punto final para mí fue cuando, otra vez, decidieron endeudarnos con el FMI a todos los argentinos», agregó.

Y esa línea echó mano de una imagen muy dura: «ningún dirigente político se queda sin trabajo o come una vez al día». Por eso, Cristina argumentó que «los dirigentes tienen la responsabilidad de ponerle fin a esta situación». Pero el momento más emotivo del acto fue cuando la ex presidenta respondió las muestras de afecto del público: «Si todavía estoy parada es por el amor de ustedes. Es recíproco, es inclaudicable, es insobornable», dijo.

El cierre de Cristina fue en verdad un pedido: «Los argentinos de a pie necesitan imperiosamente que a partir del 10 de diciembre haya otro gobierno. Alberto Fernández va a desarrollar una tarea espléndida como lo hizo cuando acompañó a Néstor», al presentar al candidato.

Alberto arrancó agradeciendo a CFK por su «confianza». Después también mencionó la «enorme gratitud» de la gente en cada lugar que recorrió en su campaña». «Están todos muy preocupados por cómo me voy a llevar con Cristina. Nunca más me voy a pelear con ella», aseguró, en una frase festejada.

El mensaje tuvo como destinatarios a los gobernadores y en especial al anfitrión Perotti. «La Argentina que se viene va a ser una Argentina muy distinta y estos gobernadores van a hacer parte», prometió. De paso también fustigó a Macri, ya que, dijo, sólo produjo «4 millones y medio de pobres» y prometió que los cambios en el país se notarán rápidamente.

«El primer semestre que gobernemos vamos a cambiar a la Argentina, porque la suerte va a depender de nosotros», auguró y destacó: «Una vez más, con esa dignidad nos vamos a volver a poner de pie. Estos mismos personajes nos dejaron como ahora en el 2003… Salimos de ese laberinto por la dignidad de todo el pueblo argentino», siguió Fernández. Para el cierre, pidió que «si alguna vez no esté cumpliendo con mi palabra, salgan a la calle a recordarme que les estoy fallando». 

FUENTE: Página 12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here