Se dio cuenta del engaño, evitó el cuento del tío y detuvieron a dos personas

0
146

Ocurrió en San Francisco. Gracias a la rapidez con la que actuó el jubilado de 87 años, la policía logró detener a dos hombres sospechados de la estafa.

Un vecino de nuestra ciudad, Hugo Gallo, de 87 años, estuvo a punto de ser una nueva víctima del cuento del tío el pasado lunes. Sin embargo, la rápida acción del jubilado permitió que dos hombres fueran detenidos.

Según informó Gallo, recibió un llamado de una supuesta nieta, quien le dijo que debía cambiar los billetes de dólares que tenía guardados -que eran 10.000- y que un amigo de confianza iría a buscarlos.

Uno de los detenidos tiene 35 años y domicilio en la localidad de La Puerta (Córdoba), aunque actualmente vive en barrio Acapulco (Josefina), y el otro, 42 años, de Esquina, (Corrientes). Además se secuestró el vehículo en el que se conducían, teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Uno de los delincuentes tenía pedido de captura por «asociación ilícita» y «estafas reiteradas» en la provincia de Santa Fe.

«Recibí un llamado, quien me hablaba dijo ser una nieta mía que estaba en el banco y que yo debía cambiar unos dólares. Me di cuenta que era un engaño entonces los empecé a demorar, les dije que necesitaba ir al baño, me dijeron que no cortara la comunicación, entonces, con otro teléfono llamé a la policía y luego seguí entreteniéndolos», contó Gallo.

Desde la Departamental San Justo de Policía, los efectivos le dieron instrucciones de que les «siguiera el juego» a los malhechores. Juntos planearon un ardid y finalmente, dos integrantes de lo que podría ser una banda dedicada a esta modalidad delictiva, fueron detenidos cerca de las 17.

El primero, a la altura de la estación de servicios YPF de Bv. 9 de Julio esquina Córdoba, adonde habían acordado con la víctima la entrega de los billetes. El otro delincuente fue aprehendido en la esquina de calles Fleming y 9 de Julio.

Gallo recibió el llamado alrededor de las 15.15. Relató que tras convenir el encuentro con la persona -Gustavo López era el nombre- que su supuesta nieta le había indicado, tomó una bolsa de súper color verde y colocó papeles simulando llevar el dinero. El lugar convenido era la estación de servicio YPF.

«Él estaba por Córdoba, yo le había dijo que iba a vestido con una gorra y una campera gris. Lo vi en la esquina; crucé y él también. Una vez en la estación, me dice ‘yo soy Gustavo López, vengo a buscar la plata», narró Gallo.

«Yo le pedí el DNI para ver si era López», continuó. En ese instante, dos efectivos policiales aparecieron en la escena y redujeron al malhechor. «En un momento me metí porque esta persona se resistía y le torcí el pie», contó Gallo, que sabe de artes marciales y tiene carrera como instructor en defensa personal de la Policía.

La detención

Ambos delincuentes se conducían a bordo de un automóvil Toyota Etios de color gris, dominio AC372UN. En tanto, la policía buscaba a la mujer también involucrada en el hecho, que circularía en una camioneta Toyota.

Los detenidos quedaron alojados en la Alcaidía de la Departamental San Justo a disposición de la Fiscalía de Delitos Complejos.

Investigan vinculación con estafa en La Francia

Los dos hombres detenidos estarían vinculados en un hecho de «cuento del tío» ocurrido horas antes en La Francia, donde sustrajeron 5.000 dólares a un hombre de 89 años.

En este caso, personal de Sub Comisaría de esa localidad tomó conocimiento que un jubilado de apellido Farías domiciliado en calle San Martín había sido víctima de una estafa telefónica.

Igual que a Gallo, a este hombre también lo contactó una mujer haciéndose pasar por su hija, de nombre Graciela, le solicitó que preparara todo el dinero que tuviera ya que los «fondos buitres» le iban a quitar la mitad. Por ello, iría el supuesto hijo del gerente del banco local a retirar la plata. Cerca de las 11 se hizo presente en su domicilio un hombre, al cual el abuelo le entregó de un paquete con la suma de 5000 (unos 200.000 pesos). Y se retiró del lugar con rumbo desconocido. Luego, un familiar de la víctima radicó la denuncia.

FUENTE: La Voz de San Justo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here