Frío extremo: El Gobierno abandona a los afectados

0
95

Reacción solidaria ante el abandono estatal de los afectados por el frío extremo. Tras la muerte de cinco personas sin techo, clubes y universidades de todo el país les darán abrigo y comida caliente. Cuando se conoció la primera muerte, el Gobierno sólo atinó a responsabilizar a la víctima.

Una singular reacción solidaria de la mano de clubes de fútbol y diferentes facultades, salió al cruce del abandono estatal a la cada vez mayor cantidad de personas arrojadas del sistema: imitando la decisión de River –impulsado por la Red Solidaria– de albergar a más de un centenar de personas que se cobijaron en el club de Núñez, varios clubes porteños, del conurbano, de La Plata y de Tucumán, y varias sedes universitarias abrieron sus sedes para cobijar o recibir donaciones de frazadas y alimentos para repartir entre los desplazados. El gobierno, que hasta ese momento difundía la idea de que las personas desamparadas por el sistema se quedaban en la calle por propia voluntad, se vio forzado a revisar su versión y montar en el parque Rivadavia una carpa calefaccionada que funcionará como comedor para personas que se encuentren situación de calle. Hasta las 3, cuando cerrarán el toldo y levantarán campamento. En pocas palabras, imitar a la sociedad y ocupar por unas horas el espacio que el mismo gobierno deja vacío con su propia política neoliberal.

Después de que el gobierno se enterara de que un hombre, Sergio Zacariaz, había muerto en la calle (el quinto en el año en el país) producto del desamparo que no le permitió soportar la ola de frío, el propio gobierno porteño salió a responder que toda la responsabilidad era de Zacariaz porque «nunca desafortunadamente aceptó nuestra ayuda», según aseguró el responsable de la Dirección General de Atención Inmediata del Gobierno porteño, Mariano Goyenechea . Ciento tres personas arrojadas a la calle desmintieron la versión «suicida» del gobierno, al aceptar cobijo la gélida noche del miércoles en el club River, en Núñez, hasta donde llegaron para proveerse de frazadas, recibir una ración de comida caliente, quedarse a dormir y por la mañana recibir un desayuno caliente, de manos de voluntarios de la Red Solidaria, dirigida por Juan Carr.

El abrigo solidario

La mañana siguiente, clubes y universidades decidieron imitar la decisión de River y abrieron sus puertas como cobijo nocturno o como espacios para recibir alimentos y frazadas para distribuir entre las personas sin techo.

Primero anunciaron su propuesta el club Estudiantes de Buenos Aires, con sede en Caseros, y los clubes San Martín y Atlético de Tucumán, que decidieron abrir sus puertas para que quienes quisieran se quedaran a dormir y alimentarse con raciones calientes.

Los dos clubes tucumanos se sumaron para funcionar como sedes del programa “Abrigar” que depende del ministerio de Desarrollo Social provincial, confirmando que el desamparo abarca todo el país. El ministro tucumano Gabriel Yedlin, reconoció que “en estos momentos estamos asistiendo alrededor de 90 personas que se encuentran en esta situación”. Atlético Tucumán puso a disposición uno de los salones del complejo José Salmoriaghi, mientras que Atlético San Martín acondicionará la parte baja de la tribuna de calle Pellegrini, del estadio de La Ciudadela.

Estadios para mitigar hambre y frío

En el conurbano, Estudiantes de Caseros, en Tres de Febrero, también anunció que abrirá sus puertas para abrigar y proveer de raciones.

En La Plata, Estudiantes y Gimnasia anunciaron que anoche abrían sus puertas para recibir a personas en situación de calle y darles un plato de comida caliente, mientras que Platense en Vicente López y Vélez Sarsfield, en el barrio porteño de Liniers, lo harán el viernes, sábado y domingo, según informaron los clubes en sus redes sociales. La sede de Gimnasia platense, ubicada en la calle 4 entre 51 y 53, abría sus puertas hasta la medianoche para ofrecer un plato de comida. La iniciativa surgió de la Comisión Directiva, el grupo de Gimnasia Social más un grupo de filiales que colaboraban.

Por su lado su rival futbolístico, Estudiantes, unió esfuerzos y anunció que tendrá la sede abierta para recibir a personas en situación vulnerable y darles un plato de comida desde este viernes y hasta el próximo martes, de 18 a 23. Además desde ambas instituciones convocaban a la solidaridad social para colaborar con frazadas, mantas, ropa de abrigo, alimentos e infusiones no perecederas.

Vélez anunció que viernes, sábado y domingo, entre las 10 y las 20, recibirá donaciones de ropa de abrigo y frazadas en el Hall Central de avenida Juan B. Justo 9200 y en el ingreso principal del Polideportivo, situado en Juan B. Justo 8900. El domingo, el club abrirá sus puertas en el horario de 18 a 1 para distribuir las donaciones y a su vez ofrecer un plato caliente con ingreso por la puerta 8 de ese estadio del barrio de Liniers.

También Huracán y San Lorenzo abrieron sus puertas para recibir donaciones. El Globito en su sede de Caseros 3159, y El Cuervo en Avenida La Plata 1782, de lunes a sábado de 10 a 20. Se sumaban también a la movida el club Comunicaciones, que anunció que reciben ropa, frazadas y alimentos en el club de 9 a 21, o pasan a buscar a quien se comunique al 15 2729 0967.

La universidad solidaria

La Facultad de Periodismo de La Plata, en su edificio de 44 entre 8 y 9, recibirá donaciones de alimentos no perecederos y ropa de abrigo, mientras que todas aquellas personas en situación de calle podrán pasar a retirar un plato de comida, tomar un café caliente y conseguir abrigo.

La Universidad de La Matanza abrió sus puertas anoche para cobijar y dar albergue para pasar la ola de frío y desamparo. Y la Facultad de Agronomía, de la UBA, también abrió su sede en Cittadini y Avenida San Martín, para proveer de alimentos calientes anoche.

Arrastrado por el envión de la sociedad civil, por la actividad cotidiana que desde hace años multiplican las organizaciones dedicadas a contener, alimentar y acompañar a las personas abandonadas por el sistema, el propio gobierno debió salir a cubrir su propio vacío, aunque temporalmente: anunció que levantaba una carpa en el Parque Rivadavia, calefaccionada, que funcionará como comedor para personas que se encuentren situación de calle, como parte del Plan de Prevención del Frío. El curioso plan funciona desde las 19 hasta las 3, en la hora de más frío, cuando los móviles llevarán a las personas que asistan hasta los paradores a los que, supuestamente, se niegan a ingresar para luego acudir a clubes y universidades.

Con la carpa, de alguna manera, el gobierno desacomodó a sus propias filas que se habían dedicado a agredir vía trolls a Juan Carr, a partir del mensaje del diputado cambiemita, Fernando Iglesias, que había afirmado que la gestión de Carr y River había sido una operación «k».

La trinchera troll debió callar o incluir en la operación «k» a la carpa de su propio gobierno.

FUENTE: Página12


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here