El tardío informe sobre el apagón deja ver la falta de control estatal en el área

0
36

El informe del Secretario de Energía, 17 días después del apagón, dejó al desnudo las vulnerabilidades del sistema eléctrico en todos sus eslabones. Sin embargo, Gustavo Lopetegui puso el foco en la responsabilidad de Transener ignorando el rol de Cammesa y, sobre todo, del descontrol oficial.

El domingo 16 de junio, cuando todavía quedaban amplias zonas del país sin luz, el secretario de Energía, Gustado Lopetegui, aseguró que el histórico apagón que había dejado sin electricidad a 50 millones de personas era consecuencia de una “falla simple” registrada en una línea de alta tensión del Litoral, aunque no pudo explicar por qué la falta de suministro se había extendido a todo el país. La investigación oficial presentada en el Senado diecisiete días después del siniestro, y avalada por especialistas de la Universidad Nacional de La Plata, está lejos de llevarle tranquilidad a la población. El informe identificó vulnerabilidades en todos los eslabones que componen el sector eléctrico. La responsabilidad primaria fue de la compañía Transener, encargada del transporte de alta tensión, pero el problema se generalizó al conjunto del país porque también fallaron varias generadoras y la mayoría de las distribuidoras que llevan la electricidad a los hogares. Incluso la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que maneja el gobierno, está en el ojo de la tormenta por autorizar despachos de energía más barata que llevaron a la red de transporte del corredor litoral a operar al límite de sus posibilidades. La magnitud del colapso puso en duda la capacidad de los organismos de regulación y control para garantizar la provisión de un servicio público esencial, aunque en todo momento Lopetegui intentó deslindar responsabilidades.

El cortocircuito inicial se produjo en la línea de 500 kilovoltios Colonia Elía-Belgrano que lleva energía desde las centrales de Yacyretá y Salto Grande hacia Buenos Aires. El inconveniente tuvo lugar en un corredor que ya venía debilitado porque el 18 de abril había salido de servicio una línea paralela que cubre Colonia Elía-Campana. Apenas esa línea se desenganchó, Transener había realizado un by pass entre Colonia Elía-Belgrano y el nodo Campana para asegurarle la provisión de energía a las industrias siderúrgicas que operan en esa localidad bonaerense. El problema surge porque al hacer ese by pass Transener debería haber reprogramado los parámetros del sistema de protección, denominado Desconexión Automática de Generación (DAG), pero eso no ocurrió. Por lo tanto, cuando se produjo el cortocircuito el sistema no envió las señales automáticas adecuadas a Yacyretá y Salto Grande para que recorten sus envíos. Eso produjo un desbalanceo y 3200 MW terminaron saliendo del sistema, cifra equivalente a casi el 30 por ciento de la demanda de ese momento.

Transener reconoció su error este miércoles, pero lo cierto es que ese inconveniente no explica por sí solo el blackout. La investigación detalló que al menos cinco grandes generadoras (Embalse, Renova, Termoandes, El Bracho y Agua del Cajón) se desengancharon prematuramente del sistema apenas registraron problemas en la frecuencia de la electricidad. Además, Lopetegui reconoció que fallaron los sistemas de alivio de carga de 69 de las 74 distribuidoras, derivando en el colapso total de la red. Si generadores y distribuidores hubiesen respondido, el corte hubiera alcanzado solo al 40 por ciento del país y la recuperación habría sido más rapida.

Cuando le preguntaron en el Senado si el gobierno no podría haber hecho algo para prevenir el apagón, el funcionario lo negó. “El Estado en ningún país hace vigilancia continua cuando regula la actividad del sector privado porque eso es imposible. Fija reglas, mide resultados y aplica sanciones”, respondió. Se le consultó luego si la responsabilidad no era también del Estado, dado que Transener es controlada en partes iguales por Pampa Energía y la estatal IEASA (ex Enarsa).

-Nosotros somos dueños del 50 por ciento de Transener y la multa la vamos a pagar a medias. –respondió Lopetegui.

-¿Pero ustedes son responsables por el error? ¿Quién toma las decisiones ahí?

-La empresa está manejada por Pampa Energía. Pusimos el vicepresidente y miembros en el directorio, pero la operativa en el día a día es de Pampa Energía y lo hace bien.

-¿No fue una imprudencia haber puesto al gerente general de Transener a explicar qué había pasado en la conferencia de prensa del día del apagón?

-Quise llevar al estrado a los que más conocían lo que estaba pasando. En ese momento, la pregunta más candente era cuando iba a volver el suministro y para responder a esa pregunta juzgué, no sé si imprudente o prudentemente, que lo mejor era tener a Cammesa y Transener.

– El representante de Transener también participó en la conferencia de prensa del día siguiente y dijo que era necesario realizar un despacho de energía más confiable desde el Litoral dando a entender que hasta entonces no lo eran.

-En ese momento, no conocía el estado real de lo que había pasado. –concluyó Lopetegui.

FUENTE: Página 12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here