El municipio plantará más de 2.000 árboles antes de fin de año

0
117

La mayoría de estos ejemplares se ubicarán en las zonas afectadas por el fuerte temporal ocurrido el pasado 14 de diciembre. Desde Amad aseguran que se necesitarían unos 5.200 para que la ciudad respire mejor.

En los próximos días la municipalidad de San Francisco comenzará a plantar más de 2.000 árboles en el marco de las acciones tendientes a fortalecer la política de forestación en la ciudad.

De esa cantidad, 1.500 ejemplares provienen desde la Secretaría de Ambiente de la provincia mientras que los otros 500 serán adquiridos por la municipalidad. La mayoría de estos ejemplares, se ubicarán en las zonas afectadas por el fuerte temporal ocurrido el pasado 14 de diciembre de 2018.

Por otro lado, el municipio llevará a cabo un censo para establecer con exactitud la cantidad de árboles que tiene San Francisco. Acá se incorporarán los 1.800 ejemplares que se plantaron el año pasado en espacios públicos, plazas y paseos públicos. También se sumarán los cien árboles recientemente plantado en la Plaza Vélez Sarsfield, uno de los sectores más castigados por el temporal de diciembre.

El secretario de Infraestructura y Servicios, Oscar Enrico, explicó que «hay muchas razones por las cuales se procede al recambio de ejemplares arbóreos en el espacio público de la ciudad». Y agregó: «Hay especies forestales que pierden vigencia y uno de los motivos más sólidos para que eso ocurra es la altura de la napa».

San Francisco tiene la napa freática a pocos centímetros de la superficie lo que provoca un severo daño en las raíces del arbolado urbano. Muchos árboles sufren esta situación y terminan con daños irreparables que hacen necesaria su reposición.

«La altura de la napa termina pudriendo las raíces y eso trae como consecuencia que se seque el árbol», dijo.

Por esa situación en la ciudad se trabaja con especies que resisten a la humedad o a las bajas temperaturas.

Los sectores que necesitan más árboles

Dentro de los lugares de la ciudad que necesitan de una mayor presencia de nuevos árboles se cuentan las plazas centrales, parques y paseos. Según indicó Enrico, esos sectores son donde «estamos poniendo más atención para reponer los ejemplares perdidos» entre los que se cuentan, entre otros, el Paseo Cervantes y el Paseo Maipú, en ambos accesos a la ciudad que son muy concurridos por los vecinos en los fines de semana.

«Nosotros sabemos que es más atractivo estar en un lugar bien forestado y ambientado que en otro donde sólo hay césped», explicó.

Un árbol para tres habitantes

La Organización Mundial de la Salud ha asegurado que se necesita, al menos, un árbol cada tres habitantes para respirar un mejor aire en las ciudades y un mínimo de entre 10 y 15 metros cuadrados de zona verde por habitante.

Con este criterio de la OMS, en San Francisco -que según las cifras arrojadas por el último censo tiene una población de 61.260 habitantes- debería haber unos 20.000 árboles. Por el momento, la estimación oficial del municipio sostiene que la ciudad cuenta con 80.000 ejemplares aunque no existe total certeza de ello.

Datos cruzados entre Amad y la municipalidad

Pese a los datos arrojados desde la municipalidad en cuanto a la cantidad de árboles que tiene la ciudad desde la Asociación para el Medio Ambiente y su Dinámica (Amad) insisten en que hay una faltante de alrededor de 5.200 ejemplares.

Esta carencia -sostienen desde la entidad ambientalista- se advierte con más frecuencia en algunos barrios de la ciudad.

La presidenta de Amad, Ernestina Saravia, sostuvo que el arbolado urbano «es precario» y agregó que «de cada 100 metros cuadrados en la ciudad advertimos, entre 3 y 4 cazuelas secas, limpias y por ende, sin ningún árbol».

Además expresó su preocupación por la extracción indebida de árboles como consecuencia de la reparación de veredas. «En muchos casos se sacan árboles en veredas chicas y luego no se reemplazan».

Qué dice la legislación

El arbolado urbano de la ciudad está regulado por la ordenanza Nº 6.652, que obliga al municipio y a los frentistas a la conservación, plantación, reposición o sustitución de ejemplares en los espacios públicos y en las veredas frente a los inmuebles.

A pesar de que otra ordenanza municipal aprobada en 1997 establece la plantación de un árbol por cada niño que nace en San Francisco, declarándolo padrino de la planta acompañando su crecimiento durante toda su vida, dicha legislación no se cumple.

Se trata de la ordenanza Nº 4441 en la que se aprobó el «Plan de Acción Verde», elaborado en aquella oportunidad por la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, la Dirección de Desarrollo Urbano y la Dirección de Construcciones y Mantenimiento de la municipalidad. En ese marco, cada niño recién nacido recibía un árbol que luego era plantado en distintos espacios verdes y en las llamadas «Plazas de la Vida» destinadas especialmente a tal fin.

FUENTE: La Voz de San Justo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here