Alberto Fernández: «Lula está entero y esperanzado»

0
44

El brasileño le pidió que gane las elecciones, para poder restaurar la democracia también en su país.

«Me voy feliz de haber visto una vez más a Lula, está entero y esperanzado, él es una figura importante para los argentinos que tenemos un enorme reconocimiento por él», comentó Alberto Fernández a poco de dejar la Supertintendencia de la Policía Federal en la fría tarde-noche de Curitiba.

Luiz Inácio Lula da Silva «es un hombre que está indebidamente preso» declaró el precandidato presidencial del Frente de Todos en dos diálogos telefónicos con este diario, uno antes y otro después de su paso por el reclusorio a donde estuvo acompañado por el ex canciller brasileño Celso Amorim.

«Fue una reunión muy buena en la que repasamos su situación, el panorama de Brasil y de Argentina, lo noté muy interesado sobre lo que ocurre en nuestro país».

«Creo que su libertad depende más de razones políticas que jurídicas», sin perder de vista la influencia de la «presión internacional» que puede cumplir un papel gravitante. Desde que está arrestado el líder del Partido de los Trabajadores recibió expresiones de respaldo de Cristina Fernández de Kirchner, Noam Chomsky, Oliver Stone, Massimo D´Alema y José Luis Rodriguez Zapatero. Fue visitado por Adolfo Pérez Esquivel y Cuauhtémoc Cárdenas.

«Hoy recordamos la visita que hicimos el año pasado junto con Celso Amorim al Vaticano donde se trató el tema Lula. Además por mi parte he hablado varias veces con el Papa sobre la persecución a líderes políticos de la región. Los casos de Brasil, Ecuador y Argentina son emblemáticos».

«Soy parte desde hace más de un año del comité internacional pro libertad de Lula, vine en viaje humanitario».

El líder petista está privado de su libertad desde el 7 de abril de 2018 a partir de una sentencia imaginativa del ex juez Sergio Moro .

El mentor de la causa Lava Jato dejó la carrera judicial a fines del año pasado tras recibir el convite del presidente Jair Bolsonaro para asumir la cartera de Justicia y Seguridad Pública. Una recompensa política para un proceso que también lo fue.

Diálogos obtenidos por el sitio brasileño The Intercept revelaron conversaciones ilegales del entonces magistrado con miembros del Ministerio Público -la fiscalía brasileña- para forzar la acusación de la cual surgió una condena hueca. «Veo con mucha preocupación la detención de Lula, tal vez el gobierno de Brasil no advierta que está creando una mácula muy fuerte teniendo detenido a un hombre como él, de cuya inocencia no dudo. Esto es una mácula al estado de derecho, me preocupa enormemente que estas cosas ocurran en nuestro continente», definió Fernández.

Horas antes de la llegada del precandidato presidencial a Curitiba, Jair Bolsonaro manifestó en la capital, Brasilia, implícitamente, su preocupación sobre los comicios de octubre en Argentina.

Durante un discurso en la embajada de Estados Unidos dijo que «tenemos un problema acá en el norte (gobierno venezolano) y no queremos que otros países se encaminen hacia el mismo lado».

No fue la primera vez que el derechista Bolsonaro manifiesta su temor a una derrota de Mauricio Macri, ya lo hizo en mayo al hablar ante empresarios tejanos en Dallas y a principio de junio durante su visita a Buenos Aires.

Ante el jefe de la misión diplomática norteamericana en Brasilia el ex capitán ahora presidente anunció ayer que propuso recientemente a Donald Trump que viaje a Brasil este año para encabezar una cumbre de presidentes de «centro y de centro derecha».

Consultado sobre los comentarios del presidente brasileño, Alberto Fernández respondió «la verdad lo mejor que puede hacer Bolsonaro por mí es hablar mal de mi».

Poco después, en una rueda de prensa frente a la Policía Federal, fue indagado sobre cuál será su relación con Brasil en caso de ser electo.

«Brasil ha elegido un presidente y yo respeto la decisión del pueblo de Brasil», explicó. Con Brasil sólo podemos estar bien, el destino nos ha hecho hermanos y no tenemos otra posibilidad que estar unidos».

De gorra y bufanda, Celso Amorim respaldaba los dichos del político argentino asintiendo con la cabeza.

«Voy a hablar en nombre del presidente Lula que se emocionó mucho con la visita de Alberto Fernández, su visita fue extramadamente significativa», dijo el dos veces canciller en la gestión lulista y ministro de Defensa de la gestión de Dilma Rousseff.

«Lula le dijo a Alberto que su primera tarea es ganar las elecciones, porque con la victoria de Alberto y de Cristina nosotros podríamos tener una esperanza de retorno de la democracia en América del Sur». 

FUENTE: Página12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here