Tras dos meses de euforia, por qué ahora en los mercados se habla del «peligro PASO»

0
85

El segundo trimestre cierra incluso mejor de lo que había previsto el equipo económico, pero en julio pesará más la previa electoral.

Las acciones argentinas tuvieron ayer otro día de fuertes subas y en algunos casos puntuales registraron mejoras de hasta 8%, como el caso de Pampa Energía en Nueva York. Pero además el riesgo país retomó la tendencia bajista luego de dos jornadas de suba y volvió a niveles de 850 puntos básicos. El dólar también siguió con un leve ajuste al alza pero sigue por debajo de los $ 44 en el mercado minorista, mientras que el mayorista finalizó a $ 42,70.

El cierre del segundo trimestre fue incluso mejor de lo soñado por el equipo económico. A la estabilidad cambiaria, ayudada por la capacidad de intervención del Central y la liquidación del campo, se sumó la franca mejora de las variables financieras y bursátiles. Esto permitiría que la reactivación se sienta.

Desde el piso de fines de abril, hace ya dos meses, algunas acciones ya suben más de 60% en dólares, especialmente los papeles bancarios. El contexto internacional también ayuda, con la posibilidad concreta de una reducción de tasas por parte de la Reserva Federal estadounidense. Esto debilitó al dólar y le dio impulso a todas las monedas de mercados emergentes. En Brasil, la divisa había llegado a 4 reales pero a lo largo de este mes retrocedió a 3,85.

Los informes divulgados por varios bancos de inversión a lo largo de la semana son explícitos y apuntan a la misma dirección. Estos trabajos de research concluyen que el presidente Mauricio Macri es quien tiene las mayores chances de seguir gobernando. El banco suizo UBS fue quien se aventuró un poco más, indicando que las chances de un regreso del kirchnerismo, a través de la fórmula Fernández-Fernández, no pasan del 35%.

La evolución de las variables financieras abona, de acuerdo a la visión de Wall Street, este optimismo. La estabilidad del tipo de cambio ya es un activo en sí misma, pero también permitirá que la inflación baje más rápido y esto permitirá la recuperación gradual del consumo. Todos datos que suman a las chances de victoria macrista.

La pregunta luego de estas semanas de euforia es si no será una visión demasiado sesgada de lo que en verdad está ocurriendo. ¿Es realmente tan elevada la chance de que el Gobierno continúe? Los principales politólogos que frecuentan estos bancos de inversión parecen haberlos convencido de que esto es así. Pero las encuestas por ahora no lo corroboran. O al menos están muy lejos de ser contundentes sobre este punto.

Por eso, los pronósticos sobre cómo siguen el dólar, las acciones o los bonos llegan hasta las PASO. Faltan menos de 45 días para las primarias y allí se tendrá una una «foto» mucho más clara de cuánto miden los candidatos y cuáles son realmente las chances de ir hacia una reelección del actual Gobierno o si en realidad el regreso del kirchnerismo está a la vuelta de la esquina.

¿Qué resultado de las PASO pondría nerviosos a los mercados? Aunque no hay respuestas unánimes, la coincidencia es que una diferencia mucho más abultada a los 5 puntos a favor de Alberto Fernández sería difícil de remontar para Macri. Básicamente porque la polarización ya se habrá producido y hay poco de donde sumar votos. En las PASO de 2015, por ejemplo, Sergio Massa había obtenido arriba de los 21 puntos y fueron aprovechados por Macri para recuperar terreno en la primera vuelta.

Mientras tanto, la expectativa del Gobierno es que en julio todo se mantenga más o menos igual. Empezando por la estabilidad del tipo de cambio y mejores números de la economía, que lentamente empezarán a sentirse en el bolsillo. Esa recuperación podría resultar insuficiente para agosto, pero podría ser mucho más contundente en octubre.

FUENTE: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here