Pasalo a gas: casi 2 millones de usuarios optaron por el GNC

0
82

Debido a la suba de los precios de combustibles, incrementó la cantidad de automovilistas que eligieron el gas natural comprimido por sobre la nafta. 

El último incremento del combustible fue este fin de semana donde los surtidores de las estaciones de servicio mostraron sus nuevos precios. Tanto la nafta como el gasoil subieron en un 1,5% y las subas ya representan casi un 15% en lo que va del 2019. Por esta razón, los consumidores se vieron obligados a buscar otra opción: casi dos millones de usuarios optaron por el Gas Natural Comprimido (GNC).

De acuerdo al Ente Nacional Regulador de Gas, el mejor registro de colocación de equipos de los últimos siete meses fue en mayo. Fueron 15.328 los automovilistas que eligieron cambiar a GNC, representando esta cifra un 47% por encima del mismo período de 2018.

“Tuvimos varios meses donde las conversiones superaron las 15 mil mensuales», reveló el vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González y agregó que “en los últimos años el gas comprimido fue aumentando su precio arrastrado por el tema inflacionario, sin embargo la nafta subió más”.

Este cambio surgió por la diferencia de precios entre los combustibles líquidos y el GNC. El que se utiliza ahora es el sistema de inyección de quinta generación con un tubo de 60 metros cúbicos y cuesta alrededor de $40.000, la amortización también resulta cada vez más accesible. “A pesar de que hoy está el doble que hace un año y medio que costaba $20.000, la gente lo instala igual”,contó González.

De acuerdo al portal Pasaloagas.com.ar, recorriendo 2.500 kilómetros por mes, el ahorro anual por andar a GNC será de $82.731. Mientras el litro de súper supera los 47 pesos el metro cúbico del gas en surtidor se consigue a 19,50 pesos.

En consecuencia de este cambio, el parque automotor impulsado a GNC alcanzó en mayo a 283.625 unidades, más de 7.000 por encima de igual mes del año pasado.

“El ahorro en promedio es de aproximadamente 2 pesos por kilómetro. Serían 4000 pesos por mes, y con eso se podría pagar una cuota si comprás el sistema financiado”, explicó Pedro González.

Otro dato a destacar es que los tanques son de larga duración, no tienen casi desgaste y se pueden cambiar de un auto a otro. Los lugares donde hubo más conversiones fueron en la provincia de Buenos Aires, Capital de Federal, Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

En otros lugares del mundo, el uso del GNC crece por cuestiones ecológicas. Por caso, países como Alemania y España promueven su uso con beneficios impositivos y descuentos en peajes. Incluso hay autos que salen de fábrica con ese modo de propulsión. «Tienen claro que el híbrido es el futuro, pero no el presente, y por eso impulsan el uso de gas», cuenta González.

En cambio, en la Argentina el único incentivo para la conversión es el precio. Y en la medida en que las naftas sigan aumentando, cuidar el bolsillo prevalecerá por sobre cuidar el ambiente.

FUENTE: Crónica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here