Donde Macri ve mejoras hay caídas y desigualdad

0
58


El presidente Mauricio Macri atribuyó la responsabilidad por la crisis económica al gremio de Camioneros y, al mismo tiempo, destacó la labor de las “mesas de competitividad” en las industrias automotriz, de la madera y el mueble, que están con bajísimos niveles de actividad, la carne y la producción de Vaca Muerta.

En un discurso de algo más de diez minutos ante alumnos de una escuela rosarina que participaban del acto por el Día de la Bandera, el mandatario dedicó una buena parte a despotricar contra Hugo y Pablo Moyano, sindicalistas aliados con el peronismo que se presenta como la principal oposición política al Gobierno. Macri atribuyó la crisis al costo de los camiones, en lugar de mencionar el desastre cambiario, las tasas de interés del 70 por ciento, los aumentos exorbitantes de combustibles y peajes, la apertura indiscriminada de las importaciones y los tarifazos en servicios públicos.

“La Argentina tiene el costo del transporte más alto de la región y no es porque somo un país grande sino que es producto de privilegios acumulados en forma ilegal y en forma arbitraria por el señor Huyo Moyano y Pablo Moyano, que nos llevan a tener el costo del camión mas alto de la región”, dijo Macri rodeado de chicos y chicas que participaban del acto de jura de lealtad a la bandera, junto con padres y madres y profesores primarios.

Macri encontró un chivo expiatorio en el gremio de Camioneros, que está en un conflicto abierto con el supermercado Coto. Con la idea de desviar la atención de una profunda crisis económica que construyó el Gobierno junto al Fondo Monetario Internacional, Macri insistió sobre el discurso de las mafias, que le dio buen rédito en su electorado. “Esto impide que generemos empleo. A ustedes les cuesta más caro casi todas las cosas que se transportan por camión. Cuando los Moyano quieren imponer algo y la empresa no está de acuerdo, le bloquean la planta y lo funden”, insistió Macri. Para contraponerse el “patoterismo” de Camioneros, Macri mencionó el trabajo de las mesas sectoriales de competitividad que coordina Producción.

Industria automotriz

Macri elogió el trabajo de la mesa de competitividad para bajar costos, aunque el sector está por el piso. “Las ventas de la industria automotriz acumulan 12 meses en baja, con caídas superiores al 50 por ciento anual desde principios de año. Con la devaluación los precios de los autos se incrementaron de forma exponencial. Las ventas se derrumban hasta el peor nivel desde 2006”, indicó el Instituto de Trabajo y Economía.

La falta de producción tiene como consecuencia la aplicación de suspensiones masivas de personal por parte de las automotrices. En General Motors hay 1500 suspensiones rotativas en junio y en Renault rige una reducción de la jornada laboral a seis horas y salarios al 70 por ciento, suspensiones y posibilidad de adelantar vacaciones. Ford tuvo a principios de mes 200 suspensiones y Volkswagen maneja un esquema de suspensiones rotativas para 300 empleados. El mes pasado, Fiat trabajó la mitad de los días hábiles. En su conjunto, la industria automotriz opera al 37,6 por ciento de su capacidad instalada según los datos del Indec.

Complejo maderero

Otro sector que habría sido beneficiado por la gestión oficial, en el discurso de Macri, es madera y muebles. Sin embargo, según datos sectoriales, se habrá achicado un 15 por ciento para finales de año con respecto al inicio del gobierno de Cambiemos. Durante 2018, el 72 por ciento de las empresas del rubro tuvieron caída de ventas y el 30 por ciento despidió personal. En total, se estima que en cuatro años se perderán 5600 empleos directos, sin considerar los efectos indirectos ni el empleo no registrado. El 43,8 por ciento de las madereras esperan que en los próximos doce meses siga cayendo la producción.

Si bien el Gobierno promociona que los frigoríficos exportadores mejoraron su performance a partir del cumplimiento de la cuota Hilton, el sector de la carne registra una fuerte retracción del mercado interno. Según datos de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados, en el primer trimestre el consumo de carne vacuna en el mercado interno fue de 49,6 kilos per cápita (anuales), el más bajo de los últimos 50 años.

Vaca Muerta

El Gobierno festejó el primer embarque al exterior de gas licuado proveniente de Vaca Muerta, en base a subsidios a la producción que reciben las hidrocarburíferas, varias de ellas también beneficiadas por la política de dolarización de las naftas y por los tarifazos.

FUENTE: Página 12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here