Propinas obligatorias: gastronómicos aseguran que es un “reconocimiento”

0
84

Manifestaron su acuerdo para que la práctica se restablezca como sucede en otras partes del mundo. Actualmente se estila dejar el 10 % por el servicio otorgado pero pedirán que alcance una cifra entre el 14 y 18 %.

Los trabajadores gastronómicos de la ciudad apoyaron la propuesta del titular del gremio que los nuclea a nivel nacional, Luis Barrionuevo, quien apuntó a que se restablezca la obligatoriedad de la propina en la cuenta de los clientes de bares, restaurantes y hoteles como sucede en otros países del mundo.

El sindicalista aspira a presentar este proyecto para restituir la propina obligatoria en el congreso de la organización que lidera y que comenzará el próximo martes en Mar del Plata.

La idea es que sea del 14, 16 o 18 % del total de la cuenta; el máximo debería pagarse en los establecimientos de mayor categoría. Actualmente o adecuado es dejar alrededor del 10 % en restaurantes y servicios de hotelería, mientras que el monto varía en los taxis de acuerdo al redondeo.

Este tipo de pagos no siempre fue voluntario en Argentina. Se incorporó por primera vez en 1946, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón y fue eliminado con su caída, en 1955. Reapareció en 1973, con el tercer mandato presidencial del coronel, hasta que fue nuevamente suprimido en la última dictadura militar de 1976.

Reconocimiento 

En San Francisco, el secretario general de la seccional local de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Utghra), Juan Molina, aseguró que la propuesta «aspira a complementar el salario de nuestros trabajadores y además tiene que ver con un reconocimiento a la tarea».

No obstante propuso que se pueda llevar adelante algún tipo de acción para incorporar esta acción en las tarjetas de débito. «Hay personas que no manejan dinero físico y pagan con tarjeta de débito. A ellos no se les puede poner el monto de la propina con este medio de pago. Debería existir la posibilidad de incorporar la propina como un ítem dentro de la factura y allí sí se pueda pagar el monto total, incluida la propina».

Recordó también que la empresa gastronómica debe abonar la carga impositiva correspondiente sobre el total de la factura, por lo cual «si se factura la propina debe pagar impuestos sobre esta. Para hacer bien las cosas, la propina debería quedar eximida de la carga tributaria que se abona por cada factura».

Igualmente expresó que antes de que se pueda poner en práctica este mecanismo, «debería aplicarse un método por medio del cual el empresario pueda distribuir esa propina al trabajador».

Molina reconoció que «la actividad pasa un momento tremendo» sumado a la lógica disminución que se produce en el semestre de otoño-invierno, lo que «termina agudizando más la crisis».

Asimismo, la intención de Uthgra es que el incremento de los sueldos se acuerde a partir de un básico mínimo para toda la actividad, y que luego se complemente con las propinas fijas que se repartirían según un índice a acordar entre todos los empleados del establecimiento.

Beneficio al Estado

Según Luis Barrionuevo, este mecanismo, desde el punto de vista del Estado, «podrá traer posibles beneficios de índole fiscal. Es que, para que el mecanismo funcione eficazmente, todas las operaciones del sector deberían estar registradas en la economía formal, por lo que el Gobierno podría tener un control estricto de toda la fortuna que se gasta en turismo en Argentina», afirmó el jefe sindical.

Tras contar con el aval del pleno de su sindicato, el líder gastronómico evalúa presentar el reclamo a través de un proyecto de ley a ser sancionado en el Congreso. 

FUENTE: La Voz de San Justo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here