Mauricio Macri recibirá a Evo Morales mientras prepara una reforma para flexibilizar el Mercosur

0
69

En la cumbre de presidentes la Argentina propondrá la baja de aranceles extra bloque, un mecanismo más flexible de negociaciones comerciales y la eliminación de la burocracia interna.

En calidad de presidente pro tempore del Mercosur, Mauricio Macri planteará en la próximo cumbre de jefes de Estado que se realizará en julio en Santa Fe una profunda reforma para el bloque regional que contempla cambios de aranceles, mecanismos de negociaciones con otros bloques económicos y una fuerte reformulación de la estructura de funcionamiento para que haya «menos burocracia y mayor dinamismo».

Así lo planteó el propio Macri a sus socios de Paraguay, Brasil y Uruguay, con quienes mantuvo charlas reservadas sobre el tema y esperará reunir en Argentina con la idea de concretar todas estas propuestas para el Mercosur. El Presidente también abordará el tema hoy al mediodía en la Casa Rosada con su par de Bolivia Evo Morales, que se encuentra en la Argentina y cuyo país camina a ser miembro pleno del bloque. Si bien Morales vendrá a la reunión con Macri con una amplia agenda que abarca el tema de los acuerdos de gas, la seguridad en las fronteras, el tema Venezuela y los acuerdos comerciales, se abordará también la necesidad de la Argentina de agilizar los mecanismos del Mercosur.

El canciller Jorge Faurie explicó hace diez días en Santa Fe que la Argentina ejerce en este semestre de 2019 la Presidencia pro tempore del bloque «en un contexto de desafíos, pero también de oportunidades, que siempre debe articularse con la búsqueda permanente de resultados concretos para nuestros ciudadanos».

En la práctica, allegados al jefe del Palacio San Martín destacaron que la idea de Macri es avanzar en un fuerte replanteo del bloque regional hacia tres ejes concretos de reformas de fondo bien concretas para el Mercosur:

1. Aranceles extra bloque

Macri ya acordó con su par de Brasil Jair Bolsonaro la intención de instrumentar un esquema de baja de aranceles de productos extra Mercosur para reducir costos y convertir la industria local del bloque en algo más competitivo para su comercio mundial.

En este sentido, las cancillerías de Brasil y Argentina ya trabajan en un esquema de apertura a la baja arancelaria de más de 100 productos importados para que la producción local sea más rentable y competitiva que otros bloques económicos. Sustancialmente se piensa en productos relacionados con la maquinaria industrial y agrícola que hoy importa el Mercosur a precios muy caros.

«No vamos a invadir con productos importados al Mercosur sino que se tratará de redefinir la política arancelaria justamente para hacer más competitivo a un bloque que lo necesita», graficó un funcionario del Gobierno que prepara la agenda de la cumbre del Mercosur en julio.

2. Flexibilización de las negociaciones

Tanto Macri como Bolsonaro e incluso el presidente paraguayo Abdo Benitez coinciden en la necesidad de «flexibilizar» las negociaciones unilaterales de eventuales acuerdos comerciales de países para que no queden atados a un acuerdo superior de todo el bloque.

Actualmente, el Mercosur negocia acuerdos de libre comercio con la Unión Europea, pero también con Canadá, los países del EFTA, Singapur, Corea y Japón.

No obstante, ello no quita que en forma paralela algunos de los socios del bloque del Mercosur puedan negociar unilateralmente con otros países acuerdos comerciales. Hasta ahora esta era una traba que complicaba el desarrollo de acuerdos de los países socios y era una queja permanente de las cancillerías de Brasil y Argentina.

Desde esta perspectiva, Faurie explicó al presentar en Santa Fe lo que será la cumbre del bloque que «es imperiosa la necesidad de darle mayor dinamismo al Mercosur» y que «el trabajo por la inserción en el mundo junto a nuestros socios debe tener por norte el desarrollo económico y social». «Es lo que nuestros pueblos nos están pidiendo», dijo.

3. Eliminación de burocracia

Macri está convencido de que para hacer más dinámico al Mercosur hará falta eliminar la burocracia imperante desde hace varios años, descartar «estructuras antiquísimas e innecesarias», como dicen en la Casa Rosada, y hacer del bloque regional un sistema de trabajo más ágil y accesible para los empresarios.

Los funcionarios del gobierno argentino que trabajan en estas propuestas para presentar en la cumbre del Mercosur ya piensan en plantear la eliminación de varias secretarías o subsecretarías que tiene el bloque y que funcionan esporádicamente. Estas estructuras le implican un costo monetario a cada país para mantener empleados y funcionarios.

«Se propondrá directamente la eliminación de comisiones y secretarias para hacer del bloque un esquema más simplificado y menos costoso», admitió a Infobae un funcionario de la Cancillería.

A la vez, Macri cree que las reuniones de presidentes del bloque deberían ser anuales o cada dos años y no semestrales como ocurre actualmente.

A todo ello se agrega el pedido de Macri, que hace menos de dos semanas instó a que el Congreso «derogue la ley» que renueva a los representantes argentinos en el Parlamento del Mercosur por «el gasto innecesario» que genera, y pidió que el órgano sea representado por los diputados y senadores nacionales.

«Cuesta una fortuna mantener el gasto innecesario que significa generar un nuevo cuerpo de representantes en el Parlasur en cada elección», aseguró el jefe de Estado a través de las redes sociales. Y agregó: «Le pido al Congreso Nacional que derogue la ley que obliga a esta renovación y que los mismos diputados y senadores que ya nos representan lo hagan en el Parlasur como lo hacen Brasil y Uruguay».

La intención de Macri también es reforzar el Mercosur en su estrategia de acercamientos con la Alianza del Pacífico que integran Chile, México, Colombia y Perú. Es que el presidente argentino está convencido de que la unificación de acuerdos entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico facilitará el ingreso de productos del bloque regional al mercado asiático.

Al parecer, los socios del bloque del Mercosur están de acuerdo con todas iniciativas que impulsará Macri en la reunión de jefes de Estado en julio en Santa Fe. En esta misma línea es que tanto Brasil como Paraguay y Uruguay en menor medida decidieron abandonar la Unasur, aquel bloque creado al calor del chavismo y el kirchnerismo hace 15 años.

FUENTE: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here