Alivio para la industria local: la “aduana” volvió a operar

0
112

La Dirección General de Aduana otorgó el permiso a una nueva empresa. De tal manera que San Francisco volvió a ser para las industrias que importan o exportan un punto de envío de cargas.

El depósito fiscal (también conocido como «aduana») volvió a operar en la ciudad después que en diciembre último el temporal afectara el edificio donde funcionaba y la Dirección General de Aduanas (DGA) revocara su permiso. 

Con una nueva sociedad – Mare Logística Internacional S.A.S. – que cuenta con un permiso provisorio y nuevamente en el Parque Industrial, el depósito fiscal volvió a operar en los últimos días. Esto representa un alivio para las empresas de la ciudad y la región, ya que cuentan con un punto cercano para enviar y recibir cargas sin costos extra de transporte. 

Por ejemplo, en este lapso de casi cuatro meses todos sus pedidos y envíos debían ser llevados a Rafaela, Córdoba, Mendoza o Buenos Aires, lo que insumía recursos económicos que son cuidadosamente arbitrados en este contexto económico actual que atraviesa el paísen general y afecta fuertemente a la industria. 

Luego de un mes y medio de arduo de trabajo para adecuar las instalaciones actuales del depósito fiscal, conforme los requerimientos de la DGA, en la sociedad comenzaron a operar y San Francisco volvió a figurar en el sistema donde se registran las áreas adonde se pueden enviar cargas. 

Sin embargo, el trabajo no termina ahí. Esta sociedad tiene un permiso provisorio para operar hasta julio que fue concedido así por la DGA, y a cambio, en este tiempo deberán continuar con las mejoras propuestas para encaminarse a obtener la licencia definitiva.

«Tenemos acordado con la Dirección General de Aduanas terminar la balanza, poner el escáner que son las principales inversiones para que después nos den el permiso definitivo. También se acompañó un programa de adecuación tecnológica en el que estamos trabajando», explicó uno de los socios de Mare, Jorge Alloco.

Vuelve a su lugar

El depósito fiscal de nuestra ciudad originariamente estuvo emplazado dentro del predio del Parque Industrial, un espacio donde las empresas radicadas tienen a pocos metros el lugar para despachar sus entregas. 

Una de las iniciativas de la empresa que tiene ahora el permiso en ejecución fue devolver la «aduana» a su lugar primigenio con el objetivo también de facilitar la entrada y salida de camiones hacia la ruta sin tener que ir por adentro de la ciudad.

La puesta en funcionamiento nuevamente de este espacio también quita «incertidumbre» a los industriales locales. 

«La mayoría de las empresas del Parque Industrial exportan o importan. Otras son proveedoras de empresas y necesitan que las demás abaraten costos y puedan seguir exportando», expresó Alloco. 

En este sentido hay que resaltar que hasta la reanudación de la «aduana» en la ciudad, las fábricas tenían que derivar las cargas y descargas a Rafaela, Rosario, Córdoba y se incrementaban los costos de traslado para traerlas o enviarlas desde San Francisco.

Mismo trabajo, más inversión

Aunque la sociedad que tiene el permiso para poder instalar el depósito fiscal es otra, el trabajo sigue siendo el mismo. Estiman que no habrá variaciones sustanciales en la forma que se venía trabajando. 

«A pesar que comenzamos a operar ahora ya hay bastante tráfico porque heredamos el flujo del antiguo depósito fiscal, el trabajo es el mismo», afirmó Alloco. 

La nave donde ahora está el predio en que funciona el depósito fiscal debió ser readaptada de acuerdo a los requisitos que impone la DGA. «En la última inspección donde nos dieron el permiso tuvimos que modificar los planos para agregar cámaras de seguridad, y además – subrayó el entrevistado – de acá a julio tenemos un cronograma de inversión previsto con el que tenemos que cumplir». 

Apoyo local

Después de lo sucedido en diciembre en la empresa que tenía anteriormente el permiso para ejercer como depósito fiscal, la nueva sociedad contó con el apoyo de la Cámara de Comercio Exterior (CCE) local, además del municipio. 

«Poner en marcha lo más rápido posible el depósito fiscal era necesario porque la actividad de importación y exportación en el Parque Industrial es mucha», aclaró Alloco. 

El empresario destacó que en este espacio están empleadas tres personas que tienen vínculo laboral con Mare Logística Internacional. A ellos se suman otras seis que hacen los controles en nombre de la DGA y luego la actividad se complementa con los tres dependientes que trabajan para los despachantes de aduana controlando las cargas y descargas en el depósito fiscal. 

Esto es así puesto que el depósito fiscal funciona como una zona de almacenamiento de mercaderías que ingresan o egresan del país, previo control del servicio aduanero.

Cómo es el predio

El terreno de Martín Carra al 1500, en el Parque Industrial, pertenecía a la firma LC Construcciones, que estaba levantando una nave propia en el lugar. Habiendo obtenido ese permiso, en enero se cambió su destino para poder alojar este nuevo emprendimiento al que apostaron. 

El lugar tiene una superficie cubierta de 1500 m2 y una playa de trabajo de 6000 m2, junto con oficinas, dependencias para personal aduanero, playa de carga y descarga para los respectivos servicios que allí se brindan. 

La sede local del depósito fiscal contará con balanza para medios de transporte, balanza para bultos y escáner no intrusivo. A esto en breve se les agregará los divisorios para las mercaderías (caniles) y un sistema cerrado de cámaras que monitorea las 24 horas todas las operaciones que se llevan adelante.

El temporal cambió todo

Debido a los graves daños causados por el temporal de diciembre del año pasado en la firma Carossio Vairolatti y Cía. SRL. (ubicada en Av. Las Malvinas 985), la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), a través de la DGA, no le renovó la habilitación. 

Después, en enero de este año tras una serie de reuniones, la DGA decidió otorgar el permiso a esta nueva empresa (MareLogística Internacional S.A.S) que ahora tendrá a cargo la coordinación del envío y llegada de mercaderías al país con control aduanero de por medio. 

FUENTE: La Voz de San Justo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here