Alerta sanitaria en la ciudad: faltan vacunas del calendario obligatorio

0
74

San Francisco no está exenta de la problemática según confirmaron desde el Hospital Iturraspe. La salud pública de todo el país en estado de alerta y crisis.

La Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (Save) expresó su “profunda preocupación” por la “provisión irregular e insuficiente de vacunas incluidas en el calendario nacional” en varias provincias, entre ellas Córdoba, situación que “impacta negativamente en la confianza de la población en el sistema de salud”.

Y en San Francisco reconocieron la situación desde el Hospital Iturraspe: “Por ejemplo, el faltante de Menveo (para prevenir el meningococo) ya lleva prácticamente un año, llegan muy pocas cantidades de dosis y no se llega a cubrir la necesidad teniendo en cuenta la cantidad de personas que uno tiene que vacunar. No llegan cantidades suficientes de Menveo y en los últimos meses hubo menor cantidad de entregas de HPV, triple viral, varicela y en un momento hubo faltante de vacuna antipoliomelítica”, ratificó Verónica Pepino,vicedirectora del centro de salud público, quien respondió a la pregunta sobre si faltaban vacunas en San Francisco.

La Save instó el lunes último al Ministerio de Salud de la Nación a que cumpla en tiempo y forma con la provisión de vacunas incluidas en el calendario obligatorio, que asegure la cobertura sanitaria de la población. De esta forma expresó su “profunda preocupación” por la situación. 

“En Santa Fe, por ejemplo, vienen hace un montón de tiempo reclamando la falta de vacunas, es la realidad de lo que nos está pasando en las distintas provincias”, subrayó Pepino. 

Lo “frustrante” es que no estén

“Las vacunas previenen enfermedades que son inmuno prevenibles, o sea, prevenís una enfermedad mediante la inmunización con vacunas. Por lo tanto, cuando vos no cubrís la demanda necesaria tenés factibilidad de reintroducción de una enfermedad erradicada o en vías de erradicación, o medianamente controlada. Cuando vos no tenés una cobertura vacunal superior o del 95 % es más factible que la población se enferme”, explicó la médica, quien se mostró preocupada por la situación: “Esto no deja de ser una realidad preocupante”,sostuvo. 

Pepino, quien es médica pediatra y referente en el área de salud pública, indicó que el objetivo que persiguen es que los pacientes tengan su cobertura vacunal para prevenir enfermedades. Pero, cuando no tienen las dosis necesarias para cubrir la demanda, la situación genera angustia: “Para nosotros es más que angustiante porque tenés que decirles a los padres que no hay y te genera una sensación de insatisfacción con uno mismo, porque vos sabes el beneficio que tiene la colocación de las vacunas”. 

Asimismo, reconoció que “los padres se llegan continuamente a los Caps (Centro de Atención Primaria de Salud) y al Hospital Iturraspe para saber si llegaron las vacunas para tratar de tener a sus hijos protegidos, porque uno hace hincapié en el momento del nacimiento de un niño en la importancia de que reciba las vacunas. Cuando tenemos a un papá y hay un faltante de vacunas, o no están llegando dosis suficientes es hasta tedioso para los papás que están permanentemente yendo a los centros de salud a preguntar y a pedir que por favor les guardemos la dosis, algo que no podemos hacer porque a medida que llegan las vamos colocando”, consideró. 

Consultada de los motivos del faltante de las dosis necesarias para atender la demanda poblacional, Pepino señaló que no tiene los motivos puntuales, que todo se basa en supuestos vinculados a la crisis económicas, a los recortes y a la falta de compra de dosis por parte del Ministerio de Salud de la Nación, que a su vez los distribuye a las provincias: “No importa cuáles son los supuestos, lo que importa es que nosotros hacemos salud pública y que la salud pública debe ser accesible absolutamente a todos, a las personas que tienen una cobertura social, pero principalmente para aquellos que no tienen otra oportunidad de ir a comprarla en una farmacia. La salud pública tiene que ser gratuita, accesible y obligatoria. Cuando pasan estas cosas, los que sabemos de la importancia de la salud pública sentimos que estamos fallando. Entonces, imaginá la situación que se genera en nosotros mismos como agentes sanitarios: mucha insatisfacción”, reconoció. 

Un ajuste innecesario

“Hace una semana atrás estuvimos reunidos con especialistas en inmunología de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, porque el carné de vacunación de Córdoba es uno de los más completos del mundo. Ellos vinieron a ver ese caso y a nosotros nos pone en un lugar de privilegio. Nuestro carné es tan completo que no solo se ocupa de los lactantes y de los más pequeños, en estos últimos años se han incorporado vacunas en la adolescencia que era uno de los grupos que teníamos más relegados”, valoró la médica, pero al tiempo agregó: “Pero hoy, con esta situación, ese lugar de privilegio no lo es tanto”.

La Nación reconoció el faltante 

El secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, aseguró este martes que a fin de marzo entregaron el 90 por ciento de los 42 millones de dosis de vacunas del calendario nacional, aunque admitió que “hubo demoras en la distribución” pero que también muchos argentinos “relajaron sus hábitos” de inoculación.

El mandatario remarcó que a fin del mes de marzo “se entregó el 90 por ciento de todas las dosis esperadas para el primer trimestre y a fin de febrero habíamos despachado el 85 por ciento de los 42 millones de dosis que tenemos para el Calendario”.

“La meningocócica es la faltante, y la de la varicela, porque hubo problemas con el productor”, remarcó.

FUENTE: La Voz de San Justo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here