Julio De Vido, su familia y su empleada ahora son investigados por Claudio Bonadio por enriquecimiento ilícito

0
98
La causa, que empezó en 2008, estaba en manos del juez Luis Rodríguez, que se declaró incompetente.

A partir de ahora, el juez federal Claudio Bonadio investigará a Julio De Vido, su esposa, sus hijos y su empleada doméstica, bajo la sospecha de enriquecimiento ilícito, otra de las investigaciones que quedó anexada a la megacausa de los cuadernos de la corrupción.

Según indicaron fuentes judiciales, la decisión fue tomada por la Cámara Federal, que esta semana aceptó la resolución tomada por el juez Luis Rodríguez de desprenderse de la investigación, en sintonía con su alejamiento del expediente sobre el lavado de dinero de Daniel Muñoz, el ex secretario privado de Néstor Kirchner.

El que intentó impedirlo fue el propio De Vido. A través de sus defensores, el ex funcionario cuestionó la decisión de Rodríguez que “sorpresivamente y luego de diez años” de trámite  resignó su investigación en manos de Bonadio. “Increíble, ¿no?; pero, lamentablemente, real”, afirmaron los abogado Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, en el escrito. Ahora, buscarán revertir esta decisión en la Cámara Federal de Casación Penal.

Rodríguez enfrenta por estas horas acusaciones en el Consejo de la Magistratura precisamente por su intervención en la causa contra Muñoz. También fue denunciado penalmente. La viuda de Muñoz, Carolina Pochetti, investigada como una de sus testaferros, y el ex contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, aseguraron como arrepentidos que Muñoz le había pagado al juez Rodríguez unos 10 millones de dólares para garantizarse el cierre de las investigaciones en su contra.

Además, se aseguró que el propio magistrado habría aconsejado vender las propiedades que tenían en Estados Unidos y estaban siendo investigadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here