Cada dos días una empleada doméstica pierde su trabajo

0
68

Lo alertó el Sindicato de Amas de Casa de San Francisco, quien admitió que la coyuntura podría complicarse en los próximos meses. De continuar la tendencia, en dos meses se produciría la misma cantidad de despidos que en todo el año pasado. También les preocupa el trabajo no registrado y la reducción de horas. Conservan niñeras.

Los últimos informes dan cuenta de que el empleo asalariado privado cayó a niveles de enero de 2015. Se contrajo 1,9% en noviembre en comparación interanual y podría esperarse un aumento de los despidos ante la recesión económica.

El sector de trabajadoras de casas de familia no es la excepción. Se registra reducción de horas o la pérdida de su fuente de trabajo.

En nuestra ciudad, las cifras oficiales establecen que en lo que va del año se han producido unos 18 despidos, lo que indica que cada 48 horas una empleada doméstica pierde su trabajo.

Ante la crisis y la suba en las tarifas, muchas familias buscan variables para reducir gastos, lo cual puede generar mayor retracción en este tipo de empleo por hora.

María Bertea, representante del Sindicato de Amas de Casa, reconoció esta situación y la atribuyó “al efecto que causa la crisis económica”.

Bertea explicó: “cuando una familia tiene que acomodar su presupuesto, empieza a pensar en una manera diferente de acomodar a sus hijos así como también reducen las horas de la persona que se encarga de la limpieza de la casa”.

“Hemos tenido muchos despidos de trabajadoras en estos últimos días”, dijo la entrevistada quien agregó que “casi todos son situaciones de personas que trabajan una o dos veces por semana y generalmente se trata de mujeres que hacen tareas de limpieza. Por el momento no estamos viendo mucho esto en aquellas que se encargan del cuidado de niños o de personas mayores”.

De todas formas, una de las situaciones que comenzaron a observarse con el crecimiento de la crisis tiene que ver con el traslado de adultos mayores a geriátricos y de esa manera “la empleada queda desafectada”.

La informalidad, otra preocupación

Tras reconocer que “lamentablemente hay muchas trabajadoras ‘en negro'”, Bertea señaló que aquellas que se encuentran en esta situación “son las que más sufren los despidos” porque “a las que están registradas les corresponde una indemnización”.

Teniendo en cuenta que “no son muchas” las personas que están dispuestas a recurrir al Departamento de Trabajo para señalar que fueron despedidas de su trabajo en el cual estaban de manera irregular, Bertea indicó que “muchas veces no nos enteramos de esta situación”.

FUENTE: La Voz de San Justo

Comentários no Facebook