La Rioja: los votos le dieron el sí a la reelección

0
120
Los votos a favor de la enmienda constitucional superaron el 58 por ciento y los negativos alcanzaron el 41. Participó cerca de la mitad del padrón. Con el resultado, el gobernador Casas podría buscar otro mandato aunque la oposición lo rechaza.

Es la primera derrota de Cambiemos en un disperso calendario electoral que culminará con la elección presidencial. El “sí” se imponía en la consulta popular que rubricó en La Rioja la enmienda que habilita al gobernador Sergio Casas a presentarse para un nuevo mandato. Al cierre de esta edición, escrutadas casi el 96 por ciento de las mesas, el “sí” alcanzaba 69.104 sufragios (el 58,28 por ciento), mientras que el “no” cosechaba 49.465 (el 41,72 por ciento). De la consulta participó solo el 50 por ciento del padrón electoral, por lo que la aprobación de la enmienda representa el 24,7 por ciento del total de electores y el rechazo apenas el 17,68.

Cambiemos apostó entonces al ausentismo para objetar el resultado. Minutos antes de que cerraran los comicios, la UCR ya había redactado un comunicado en nombre de Cambiemos donde planteaba: “Se cayó la enmienda. Los riojanos les dieron la espalda a los intentos reeleccionistas de Casas”. Argumentaba que “más del 60 por ciento de los riojanos” se negó a participar de la enmienda popular para modificar la constitución provincial e interpretaba que “se trata de un mensaje contundente, de rechazo a las pretensiones re reeleccionistas de Sergio Casas”.

Minutos después el fiscal de Estado riojano, Héctor Durán Sabas, replicaba a la oposición desde la residencia del gobernador. “A pesar de todas las maniobras intentadas para deslegitimar la ley sancionada con más de dos tercios por la Cámara de Diputados, la oposición no logró llegar al piso del 35 por ciento del padrón electoral que le exige la Constitución para rechazarla. Y por los datos que nosotros manejamos, la enmienda ya es norma constitucional”, dijo Durán Sabas, mientras se contaban los votos en las escuelas.

Después cargó contra los opositores. “La falta de votos por ‘no’ se desnuda con el intento del macrismo riojano de atribuirse las ausencias en el acto comicial como un respaldo a sus dirigentes encabezados por Julio Martínez (UCR), Inés Brizuela y Doria (UCR), (Luis) Beder Herrera (PJ) y Alberto Paredes Urquiza (el intendente peronista de la capital aliado a Cambiemos), como voluntades propias.”

Al llegar desde Chilecito a la capital riojana, poco antes que cerrara la votación, el senador radical Julio Martínez ratificó que Cambiemos y sus aliados desconocerían políticamente el resultado y que volverían a acudir a la Corte Suprema. “La Corte dejó abierta su intervención a lo que sucediera con la consulta popular. Nosotros sostenemos que el ‘sí’ debía haber superado el 35 por ciento del padrón para imponerse. Y eso no pasó”, dijo Martínez a este diario citando un fallo del Superior Tribunal de Justicia provincial de 2007 (ver aparte).

Martínez prefirió adjudicarle el ausentismo al “rechazo” del electorado de la ciudad de La Rioja, el principal bastión electoral de la oposición. Al cierre de esta edición, el “no” ganaba en la ciudad por apenas 3 puntos de diferencia.

Jornada caliente

La jornada arrancó caliente con declaraciones de oficialistas y opositores en los lugares de votación. Casas fue uno de los primeros en votar en una escuela del departamento de San Blas de los Sauces. “El gobierno hace lo que el pueblo quiere. No hay más nada democrático que votar constitucionalmente una enmienda”, marcó la cancha el gobernador. Poco después, el vicegobernador Néstor Bosetti, alineado junto a la oposición provincial, justificó su voto en contra: “Es una elección con muchos vicios. Pero la única manera de defender la democracia es participando”.

El intendente de la capital, Alberto Paredes Urquiza, redobló la apuesta a la hora de votar: “Hoy los riojanos tenemos la oportunidad de decirle no a la corrupción”, sostuvo el peronista que lidera Encuentro por La Rioja y quiere disputarle al radical Julio Martínez la candidatura a gobernador por Cambiemos. Otro peronista, el diputado y ex gobernador Luis Beder Herrera insistió en su postura abstencionista y llamó a no votar. Tal vez con la intención de adjudicarse parte del ausentismo que todos vaticinaban.

La diferencia la marcó Unidad Ciudadana. A pesar de sus disidencias con el gobernador, llamó a “respetar la voluntad de los riojanos” sin asumir una postura frente al plebiscito. Sin embargo, la mayoría de las agrupaciones que la integran trabajaron por el “sí” y colaboraron en la fiscalización con la premisa de “mantener unido al peronismo” y con la mirada puesta en la elección presidencial.

Poco antes del mediodía, el movimiento en las calles no reflejaba una jornada electoral y en los centros de votación reinaba la tranquilidad. Según estimaciones del oficialismo, en la capital riojana el porcentaje de votantes no alcanzaba el 20 por ciento y en algunas escuelas solo el 10. En el interior provincial, en cambio, alcanzaba el 40 por ciento.

En la ciudad de La Rioja, su principal bastión, la oposición no lograba quebrar el ausentismo. Un síntoma que marcaba la dificultad de alcanzar el 35 por ciento del padrón electoral para que el “no” consiguiera el rechazo de la enmienda.

En la céntrica escuela técnica provincial salía de votar el ministro de Infraestructura, Juan Velardez. “El pueblo riojano sabe cuáles son las consecuencias de la política económica recesiva del gobierno nacional”, dijo, y no tardó en detallar “solo algunas”: “Más de 8 mil familias” ligadas al Parque Industrial afectadas por la política económica recesiva de Cambiemos; productores de oliva que sufren el tarifazo a la energía…

FUENTE: Página 12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here