“Estamos hartas”: las sanfrancisqueñas también marcharon

0
63

Mujeres participaron hoy de una marcha y movilización en Rosario, en repudio al fallo judicial por la muerte de la joven de Mar del Plata, Lucía Pérez, y para “concientizar a la sociedad y frenar la violencia machista”, en todo el país. Las mujeres pararon para repudiar la sentencia que absolvió a los tres imputados.

La movilización convocada por el colectivo #NiUnaMenos, sindicatos y organizaciones sociales de San Francisco, reunió a mujeres de toda la ciudad, que desde las 19 comenzaron a congregarse en la Plaza Cívica.

Luego y precedidas por una gran bandera con la leyenda “Ni una menos, vivas nos queremos”, las manifestantes se trasladaron por calles de esta ciudad.

Con el mensaje #TodasSomosLucía, Belén Lencina, de Manada Teatro dijo que “decidimos hacer una concentración ya que sabemos que es difícil hacer un paro en la ciudad”.

“Las luchas van a estar siempre pero hoy nos convoca el femicidio de Lucía Pérez y nos vestimos de luto porque mataron a una de nuestras hermanas”, agregó otra de las jóvenes.

La Plaza Cívica se llenó de hojas A4 con la cara de los femicidas de Lucía Pérez (Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel) y de hombres que fueron hallados culpables por el asesinato de mujeres en San Francisco como es el caso de Alejandro Bertotti (homicida de Natalia Vercesi, en 2009) y Mauro Bongiovanni (femicida de María Eugenia Lanzetti, en 2015).

“Somos el grito encadenado que derrumba el patriarcado, somos mujeres, travestis, lesbianas, trans y bisexuales y estamos hartas (…) Alimenten nuestro odio y crecerá nuestra manada”, expresaban mientras marchaban.

“El silencio ya no nos pertenece, ante la injusticia nuestro grito crecerá”, siguieron y juntas, tomadas de la mano, se unieron en un grito desgarrador.

Entre las consignas principales que predominaron en la protesta, se destacan el pedido de “Destitución de jueces y funcionarios que garantizan la impunidad machista”, “Justicia por Lucía”, “Fue femicidio” y “El Estado es responsable”.

“Cada fallo que niega la violencia de género es un intento de disciplinamiento. Pero nuestros cuerpos saben de lucha, de encuentros colectivos donde aprendimos que lo que le pasa a una también le pasa a la otra”, expresaron.

FUENTE: La Voz de San Justo

Comentários no Facebook