La Conmebol juega al suspenso

0
23
En su cuenta de Twitter dejó la final supeditada al reclamo de Gremio.

La Confederación Sudamericana de Fútbol abrió el paraguas respecto a la final entre River y Boca al aclarar en su cuenta oficial de Twitter que ese encuentro está supeditado a la resolución del reclamo hecho por el club brasileño Gremio para quedarse con los puntos de su encuentro ante los Millonarios. El planteo es por el ingreso del suspendido técnico Marcelo Gallardo al vestuario visitante en el partido de vuelta jugado en Porto Alegre.

La Conmebol, al anunciar que la final será entre los dos máximos rivales del fútbol argentino, agregó un tuit con un asterisco en el que aclara que ese encuentro está “sujeto a la decisión de la Unidad Disciplinaria respecto al reclamo de Gremio”.

Comentários no Facebook