Para Dujovne es cuestión de paciencia

0
75
“Yo le pido a la gente que tenga paciencia, nos espera un momento difícil y duro pero luego saldremos adelante”, planteó el ministro de Hacienda tras reconocer que se vienen varios meses de ajuste y recesión. A pesar de eso, descartó un bono de fin de año para jubilados porque “el presupuesto no es infinito”. “No es que no seamos sensibles”, intentó aclarar.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó que aún quedan varios meses de crisis económica por lo que le pidió a la gente “que tenga paciencia” ya que al país le “espera un momento difícil y duro”. “La Argentina va a estar en recesión por un tiempo”, aseguró el ministro, que descartó un bono de fin de año para los jubilados.

“Yo le pido a la gente que tenga paciencia, nos espera un momento difícil y duro pero luego saldremos adelante”, lanzó Dujovne.

Según el ministro, “es inevitable: estamos atravesando una recesión”. A pesar de intentar justificar la crisis que atraviesa el país con factores externos, el ministro volvió a remarcar el diagnóstico en declaraciones a radio La Red. “La economía argentina está en recesión, va a estar en recesión por un tiempo”, ratificó y calificó al presidente Macri como un “piloto de tormentas que con mucha valentía ha decidido avanzar en las medidas que hacían falta para estabilizar la situación y acelerar el camino hacia equilibrio fiscal”.

“Sabemos que tenemos meses duros por delante”, volvió a remarcar el ministro. Frente a este panorama, Dujovne confirmó que “no está previsto” un bono de fin de año para los jubilados ya que “el presupuesto no es infinito”. “No es que no seamos sensibles”, se defendió el ministro que aclaró que “hay prioridades y tenemos que ir viendo, paso a paso”. Dujovne reconoció que además de haber jubilados que cobran “una mínima muy baja”, también hay más desempleados y más del 40 por ciento de los niños menores de 14 años están por debajo de la pobreza.

Sin embargo, para el funcionario el esquema de bandas de flotación para contener al dólar, que se inauguró ayer, tuvo una primera jornada exitosa. “Fue un buen día para empezar, el sistema funcionó. Se hizo una primera licitación de las letras de liquidez que emite el Banco Central para ir retirando pesos. Fue un día de estabilidad cambiaria”, opinó Dujovne. Los bonos a los que hace referencia son los Leliq, que tienen una tasa de hasta el 72 por ciento.

Como ya lo anticipó el titular del Banco Central, Guido Sandleris, para quien los pesos deben “escasear”, Dujovne aseguró que no habrá nueva emisiones de pesos hasta junio del año que viene. “La cantidad de dinero no va a crecer bajo ningún motivo”, afirmó. El ministro de Hacienda calificó la política monetaria del Gobierno como “muy dura, muy sana”, con el objetivo de “fortalecer la moneda”.

Comentários no Facebook