Padres de Giuliana Cáceres solicitaron ser querellantes

0
172

Este artes, Liliana Carranza y Jorge Cáceres, padres de la adolescente Giuliana Cáceres (15), junto al abogado Marcos Tognon, presentaron un escrito ante la jueza Esther Martínez, titular del Juzgado de Niñez, Juventud y Violencia Familiar, y Penal Juvenil, con la finalidad de ser aceptados como querellantes particulares y de este modo poder acceder al expediente judicial de la muerte de su hija, que recibió un disparo en la cabeza por parte de su novio en un confuso episodio el sábado 16 de junio pasado en un domicilio de barrio Hernández.

La semana pasada, laJusticia de San Francisco alivió la imputación que pesaba sobre el menor T.B. (17), de homicidio simple a homicidio culposo. Mientras tanto, sigue alojado en el Complejo Esperanza, en Córdoba.

El abogado que representa a la familia de la víctima dijo que “tras la presentación del escrito esperamos que la doctora Martínez haga lugar a nuestra petición de aceptarnos como querellantes particulares, porque la familia desea saber cómo marcha la investigación”.

Tognon adelantó que mañana estará presente en el Juzgado de la doctora Martínez cuando al presunto autor del deceso de la menor sea nuevamente indagado y se le haga conocer cuál es su nueva situación procesal.

El adolescente en un primer momento fue intimado por el delito de “intervención activa y lesiones graves” pero al producirse el deceso de la menor, fue imputado por el delito de “homicidio simple”.

Finalmente el martes 31 de julio, la jueza Martínez decidió imputar al joven como supuesto autor de “homicidio culposo”.

La defensa del menor está a cargo del abogado penalista Rubén Caffaratta, quien adelantó que ni bien se produzca la indagatoria de su defendido solicitará la libertad del adolescente.

El hecho

Giuliana murió el 28 de junio en el Hospital “J. B. Iturraspe”, luego de varios días de luchar por su vida. Tenía una herida en la cabeza producida por un disparo de arma de fuego con orificio de ingreso a altura del hueso frontal. El proyectil estaba alojado en la cavidad occipital izquierda y no había sido extraído.

Cáceres resultó baleada el 16 de junio, alrededor de la 1 de la madrugada. La adolescente fue hallada tendida en el suelo del patio de una vivienda en calle Alberdi al 1300 de nuestra ciudad.

En el lugar estaban Giuliana, su novio y el padrino del adolescente.

La hipótesis es que el menor se encontraba manipulando el arma de fuego, un revólver calibre 32 que había encontrado en la calle, cuando se le escapó el disparo que impactó en la zona frontal de la cabeza de la menor.

FUENTE: La Voz de San Justo

Comentários no Facebook