A ocho meses de la desaparición del ARA San Juan, marcharon los familiares de los submarinistas

0
98
Entre otros reclamos, exigieron celeridad al Gobierno para contratar una empresa que busque a la embarcación.

Un grupo de familiares y amigos de los 44 submarinistas del ARA San Juan se movilizaron por Avenida de Mayo para reclamar la contratación de una empresa privada para la búsqueda de la embarcación que se encuentra desaparecida desde hace 8 meses.

La marcha partió desde el acampe establecido desde hace un par de semanas en la Pirámide de Mayo por las llamadas “familias del San Juan“, y se realizó entre dibujos de siluetas que recuerdan el formato de la nave, retratos de los tripulantes y de parte de ex plana mayor de la Armada presuntamente responsable del siniestro, banderas argentinas y, por sobre todo, pancartas pintadas con un único clamor ¡DNU ya!, en relación al mecanismo institucional para contratar una empresa.

Los familiares, los más activos encabezados por Luis Tagliapietra, se desplazaron a pie hasta el Congreso Nacional, lugar al que comenzaron a converger el resto de los familiares, público en general y representantes de movimientos sociales.

También fue de la partida el diputado nacional Guillermo Carmona (FPV), miembro de la Comisión Bicameral que investiga la desaparición del submarino y sin dudas el más inquisidor a la hora de efectuar preguntas al personal superior y subalterno de la Armada que es citado a prestar declaración.

Pasadas las 15, luego de entonar las estrofas del Himno Nacional y de la lectura de los nombres de la dotación del San Juan, la columna emprendió la marcha hacia Plaza de Mayo. Muchos vecinos y transeúntes se acoplaron a la misma a medida que avanzaban entonando cánticos que fueron desde la marcha de la Armada, hasta consignas francamente hostiles al Presidente de la Nación y al Ministro de Defensa.

Ante distintas consultas, los familiares manifestaron su malestar con la cúpula de la Armada que enviara el submarino a la mar sin estar en condiciones. “Agradecemos todo el apoyo de la gente. Hasta las autoridades policiales encargadas de controlar lo que hacemos, nos demuestran su apoyo”, expresó uno de los familiares consultados. La madre de uno de los suboficiales desaparecidos amplió: “No nos importa a que empresa quiere contratar el estado pero no esperen más tiempo por favor”.

Desde la cartera de Defensa se insiste en que el fracaso de la licitación realizada en el mes de abril, y que ya tenía una empresa en condiciones de ser adjudicada, se debe a una denuncia presentada por la abogada querellante Valeria Carreras (del estudio del Dr. Fernando Burlando). En tanto, los familiares han solicitado prácticamente desde el primer día la contratación en forma directa por cuestiones humanitarias de una firma transnacional.

“Todos los días se anuncian decretos de necesidad y urgencia (DNU) para las cosas más variadas y algunas incluso superfluas, pero parece que el gobierno se resiste a tomar idéntico procedimiento para encontrar el submarino”, lamentó la hermana de un submarinista desaparecido.

Otro tema que generó enojo en las familias navales presentes en la marcha, fue la actitud adoptada por el primer mandatario el pasado viernes, cuando recibió en la sede del INIDEP (instituto de Investigación Pesquera) a las familias de los pescadores muertos en los naufragios de los pesqueros, El Repunte, San Antonino y Rigel, una actitud muy distante a la adoptada con las familias del San Juan , que fueron aisladas a unos 600 metros del lugar donde se encontraba el Presidente.

Finalmente y una vez que la columna llegó al acampe de plaza de Mayo, hicieron uso de la palabra Tagliapietra, Isabel Polo y otros familiares. Se volvió a entonar el Himno Nacional Argentino y se hizo una suelta de globos. También se anunció la realización de un recital de rock el próximo domingo en la localidad de Tigre.

Caía la tarde y la banda “Submarino Pirata” comenzaba a tocar en medio de decenas de hombres y mujeres que no podían contener sus lágrimas. Así las cosas y mientras se dio a conocer la anulación del decreto que establecía una recompensa para quien diera con el paradero del “San Juan”, a partir del lunes en el edificio Libertad, se continuarán afinando detalles para intentar contratar de una vez por todas a una empresa especializa de búsqueda submarina. La Americana Ocean Infinity es la que por ahora, tiene todas las chances de lograrlo.

FUENTE: Infobae

Comentários no Facebook