Este año, el estacionamiento medido podría ser operado por medio de smartphones

0
85

Es una de las posibilidades que baraja el Departamento Ejecutivo. Se sumaría a otra serie de actualizaciones y mejoras previstas para el 2018.

Tras el vencimiento en diciembre último del contrato originario suscripto entre la municipalidad y la empresa Alta Tecnología Sociedad S.E. (Altec), que los vinculaba en el otorgamiento del servicio de estacionamiento medido, el Departamento Ejecutivo envió días atrás al Concejo Deliberante el nuevo convenio para su prórroga.

Entre las modificaciones previstas para este 2018, se encuentra la extensión de los parquímetros en otras calles que componen el microcentro -algo ya anunciado por este diario- y que el mismo pueda ser operado desde los teléfonos celulares.

El secretario de Gobierno, Gustavo Piscitello comentó que asimismo se trabaja en fijar como cláusula una nueva modalidad de acceso y pago del estacionamiento medido: “Se trata de implementar algunas aplicaciones más modernas, como por ejemplo, la posibilidad de que los vecinos puedan acceder al sistema usando el celular”.

Al mismo tiempo agregó: “Hay varias de esas cuestiones que son pequeñas innovaciones que llevará adelante la empresa para que los vecinos puedan tener mayor comodidad en el acceso al sistema”.

Extensión

El funcionario aclaró que este nuevo convenio se trata de una prórroga del firmado originariamente con la empresa prestataria, aunque con algunas cláusulas de actualización. La idea es que “el servicio se extienda un 50% más en otras calles del microcentro”.

No es tampoco el único cambio pues próximamente “hay un incremento del canon en un 5%”. Lo mismo sucederá con las multas por no respetar el sistema de estacionamiento medido.

Más calles

Uno de los objetivos para este año – específicamente en la segunda mitad – es que el estacionamiento medido se amplíe hacia las márgenes este y oeste sobre los bulevares 9 de Julio y 25 de Mayo y calle Iturraspe, entre Caseros y Urquiza, por un lado y por las avenidas Garibaldi e Yrigoyen, por el otro.

“Esta posibilidad fue consultada con los miembros del Centro Empresarial y de Servicios (CES)”, aclaró. Cabe destacar que se trata de zonas donde hay gran cantidad de comercios, algunas dependencias públicas y clínicas. Esto obedece a “una necesidad de descomprimir el centro de la ciudad en las calles cercanas al límite de la actual zona donde se aplica la medida”.

De esta forma, en la segunda parte del año 2018, el estacionamiento medido cubriría al oeste el bulevar  9 de Julio (entre J. B. Justo y Caseros); 25 de Mayo  (entre Buenos Aires y Urquiza) e  Iturraspe (entre Buenos Aires y Urquiza).

Mientras que al este sería 9 de julio  (entre Pje. Champagnat e Yrigoyen )  25 de Mayo,   (entre Pje. Champagnat y Garibaldi)  y finalmente Iturraspe  (entre Pje. Champagnat y Garibaldi).

Implementación exitosa

Asimismo, el secretario de Gobierno dejó en claro que para el municipio esta medida “ha sido exitosa”, en respuesta a los vecinos que critican el sentido de la medida. “Ordenó el tránsito en lo que es el microcentro, además tiene una tarifa que es la más barata del país. Tenemos que extenderlo porque esto surge de un análisis donde se detectaron zonas congestionadas en base a la cantidad de comercios que existen”, expresó. 

Actualmente son unas 18 personas controlando el sistema de estacionamiento medido: “Veremos cuando se amplíe si se requiere incorporar más gente o con esta cantidad podemos de igual manera realizarlo”, concluyó.

Comentários no Facebook